La Argentina es el problema. El mundo es la solución.

Mayo 30, 2008

República a medio hacer

Filed under: Cotidiana — Jorge Avila @ 8:44 pm

De acuerdo con su Constitución, la organización política de la Argentina es republicana, representativa y federal. Eso dice la teoría que inspiró Alberdi. Así se practicó alguna vez. Pero ese orden político dejó incluso de ser una aspiración desde la crisis de 2001-2002.

Que no es republicana ni federal lo comprobamos a diario. Los diputados y senadores nacionales no responden a quienes los votaron en las provincias. En virtud del sistema de la lista sábana y del unitarismo fiscal, son empleados del kirchnerismo gobernante. El unitarismo fiscal tiene doble origen: a) un régimen de coparticipación de impuestos por el cual una provincia importante como Córdoba cubre apenas 36 centavos de cada peso que gasta con recursos que ella misma recauda y 64 con fondos que recibe cada día de la Nación, y una pobre como Formosa cubre la misérrima cifra de 3 centavos con fondos que ella misma recauda y 97 con fondos que le gira la Nación; b) la delegación de facultades extraordinarias (los "superpoderes") del Congreso al Poder Ejectivo para crear impuestos (las retenciones) por su cuenta y para gastar plata sin rendir examen. Los superpoderes han aumentado los fondos a disposición del Presidente de la Nación, y el Presidente los emplea para reforzar la dependencia financiera de las provincias así como de los municipios del Gran Buenos Aires y de paso convertir a los gobernadores y los intendentes en mendigos del poder central. A nadie le interesa ya la eficiencia del gasto provincial, un viejo tema de los ’90. Lo único que importa es el riesgo de asfixia financiera; ante el peligro de una pueblada por falta de plata para pagar los sueldos a principios de mes, los gobernadores han perdido el orgullo. Son federales del pico para afuera. El Congreso, en suma, se ha convertido en una escribanía, en una oficina para convalidar las decisiones unilaterales del Poder Ejecutivo.

De paso, cabe preguntarse ¿es independiente el Poder Judicial? Armando Ribas, aquel conocido economista y escritor político cubano-argentino que condujo hasta hace un par de años un programa en el desaparecido e interesante canal Política & Economía, tenía por costumbre repetir que si la independencia del Poder Judicial se hubiera preservado en ocasión del golpe de estado de 1930 el daño institucional habría sido mucho menor. Tal la importancia del tema.

Tampoco la organización política actual es representativa. Ya que el pueblo, y no sus representantes, es quien delibera. El pueblo delibera en los costados de las rutas, se manifiesta por medio de la acción directa (cortes y escraches), vive en estado de alerta y movilización. ¿Para qué hemos elegido, entonces, a los diputados y senadores? ¿En qué conflicto median ellos? La función de los legisladores es representar al pueblo y en su lugar debatir y aprobar o no los impuestos y el presupuesto.

Y como si la confusión de roles institucionales fuera poca, los dirigentes rurales en paro proponen ahora que se deroguen las retenciones (algo muy deseable) y que el Estado recaude en su lugar el impuesto a las ganancias. Dicen con buen criterio (De Angeli me sorprende por su inteligencia) que este tributo es mejor porque se coparticipa y porque no se paga cuando hay pérdidas. Por cierto, una reforma tributaria en tal sentido sería un gran avance. Pero adviertan la contradicción: el conflicto agropecuario se debe a las altas retenciones y también a las prohibiciones de exportar carne y trigo. Sin embargo, el campo (dirigencia y chacareros) pide federalismo y no se acuerda del libre comercio. Ni siquiera el sector que debería ser el abanderado de la apertura comercial lo entiende así. Los TLCs firmados o por firmar por tantos países hermanos de América latina para el campo no significan nada. ¡Necesitamos 1000 Alberdis para salir adelante!

Mayo 23, 2008

Reportaje sobre el blog

Filed under: Periodística — Jorge Avila @ 7:11 pm

Un periodista de Apertura me hizo un reportaje sobre el origen y motivación de este blog, que se publicaría en dicha revista. Luego me dijo que, en realidad, iba a aparecer en otra revista menos conocida. Y después terminó revelándome que por una cuestión de deadline no se iba a publicar. Para que el reportaje no quede sepultado en un rincón del disco duro de mi computadora y porque me parece que dije algo de valor, tomé la decisión de publicarlo aquí mismo.

¿Por qué decidió crear su blog? ¿Cuál es la historia, el proceso detrás?

Supe de la existencia de algo llamado blog gracias a un artículo de La Nación del 9 de octubre de 2005. El artículo decía que el blog era una mezcla de tribuna y diario personal. Hasta entonces yo era un asiduo invitado a programas de TV y si bien las entrevistas y los debates me divertían y estimulaban, me resultaba cada vez más claro que la TV no es el medio apropiado para comunicar una idea. O para que mis ideas tengan una presencia permanente, al alcance de estudiantes y observadores del país y el exterior. La parte más difícil de la puesta en funcionamiento del blog fue la técnica, pero conté con la ayuda de amigos expertos en informática. Publicar posts fue sencillo porque tenía muchos artículos escritos y muchas series estadísticas y buenos gráficos a mano. Difícil es mantener un buen ritmo de publicaciones porque el blogging es, al menos para mí, un hobby.

¿Cuál es su objetivo con el blog, a dónde le gustaría llegar?

El objetivo es divulgar mis propuestas para la reorganización económica argentina: libre comercio con EEUU, banca y moneda bajo jurisdicción extranjera y un federalismo fiscal efectivo (provincias que recaudan por cuenta propia los impuestos que necesitan cubrir una parte sustantiva de sus gastos). Mi primera convicción es que el problema histórico de la Argentina es la inestabilidad de las reglas básicas y que la forma de solucionarlo consiste en subordinar sus instituciones a pactos supranacionales con grandes potencias (EEUU, UE). Otra convicción es que la concentración del poder político y económico en la Nación es una usina de inestabilidad e incertidumbre, y que la solución en este caso es la descentralización de los recursos hacia las provincias. Un populista en la Nación puede hacer muchísimo daño; un populista en una provincia puede pasar desapercibido. Si por medio del blog lograra difundir mi mensaje estaría más que conforme.

¿Cómo lo definiría en cuanto a su estilo, temática, etc.?

Es un blog para iniciados en Economía o bien para personas muy interesadas en cuestiones económicas argentinas, tanto de coyuntura como de organización institucional. Cuando la ocasión lo amerita, publico también posts políticos y reseñas biográficas. Es un blog liberal y pro-norteamericano.

¿Cómo se logra que un blog comience a trascender y a reconocerse, sobre todo habiendo tantos en Internet? ¿Hay alguna fórmula?

Para contestar esta pregunta debería saber primero si realmente mi blog ha trascendido. En un inicio, tuvo cierto lugar más o menos asegurado por mis apariciones televisivas y porque mi blog fue uno de los primeros del país. Aunque hay una fórmula. Consiste en escribir graciosamente sobre temas de mucha actualidad. Pero yo escribo exclusivamente sobre los temas que me importan. ¿De qué me serviría tener éxito escribiendo sobre temas que no me interesan?

¿Conoce ejemplos de blogs, tanto nacionales como internacionales, que sean reconocidos o que le gusten como ejemplos? ¿Cómo arman la agenda temática? ¿Busca también que llegue a otros medios?

Algunos blogs económicos de EEUU fueron buenos modelos para el mío. Por ejemplo, Marginal Revolution, Cafe Hayek, Greg Mankiw’s y Nouriel Roubini’s. La calidad y la riqueza de estos blogs son notables. En gran medida, esa riqueza y la frecuencia de sus posts se deben a la posibilidad de poner links a otras páginas web que discuten temas de interés. Como en EEUU casi todo está en Internet es fácil hacerlo. Pero en Argentina no es tan fácil. El blogger promedio que entra en mi página lee inglés con dificultad. Este hecho reduce el abanico de links que puedo poner y de temas que puedo discutir; además, no todos los diarios argentinos permiten acceso libre a sus páginas web.

Respecto de mi agenda temática, ya lo dije. Consiste en unos pocos temas básicos. Cuando la situación lo aconseja, trato cuestiones del momento. No he intentado que mi blog llegue a las mesas de redacción de diarios y revistas. Creo que debe abrirse camino solo. Sé que los periodistas lo conocen. Ellos sabrán cuándo citarlo.

Con respecto a las fuentes de las noticias o datos que "postea", ¿cómo chequea que sean verídicas, dónde busca? Por último, ¿podría trazarnos un breve perfil de su persona: intereses, estudios, trabajo?

El mío no es un blog periodístico. Su atractivo no es la noticia sino su interpretación o puesta en perspectiva. Leo con atención diarios como Ámbito Financiero y La Nación y la revista inglesa The Economist. Las estadísticas provienen del INDEC, el Ministerio de Economía, el BCRA, el banco JPMorgan, la Reserva Federal de EEUU y, alguna vez, el FactBook de la CIA, entre otras fuentes.

Soy economista, graduado en la Universidad de La Plata en la década de 1970 y en la Universidad de Chicago en la de 1980. Fui funcionario de carrera en la Secretaría de Hacienda y luego asesor de bancos. Ahora soy profesor universitario. Escribí algunos libros. Me gusta leer sobre historia, viajar a países interesantes desde el punto de vista económico, manejar y viajar largas distancias en auto, nadar y ver televisión. Por otros detalles, haga click en ¿Quién soy?, en la home page de jorgeavilaopina.com, arriba a la izquierda.

Mayo 19, 2008

Teenager de 55 años

Filed under: Miscelánea — Jorge Avila @ 4:59 pm

En su edición del sábado pasado, La Nación publicó en tapa una fotografía que sintetiza mejor que mil palabras la inmadurez de la Sra. Cristina Fernández de Kirchner, presidente de la República Argentina. Se encontraba en Lima, en la reunión de presidentes y jefes de gobierno de la Unión Europea y América Latina. Al término de la reunión se procedió a tomar una fotografía de todos los dignatarios participantes. Como acostumbraba su esposo, la Sra. Cristina llegó tarde. Pero sus colegas le festejaron la impuntualidad como aquellos padres condescendientes que festejan las transgresiones de sus hijos adolescentes. No sólo le cedieron el centro de la escena, incluso la canciller de Alemania, Angela Merkel, que usaba un traje sastre a tono con su cargo, se avino a acomodarle su vestido de modelo de pasarela.

          Ella.jpg 

La Sra. Presidente de la Nación necesita ser el centro de la atención. Pero no por sus definiciones económicas y de política internacional, que son difusas y contradictorias la mayoría de las veces, sino por sus vestidos y conducta poco convencionales. A Cristina le cae justa la definición del "marxista rococó" de Tom Wolfe, el escritor de EEUU que visitó el país hace poco: el marxista rococó no quiere cambiar el mundo, sólo quiere una tribuna para mostrar su indignación moral.

Lo triste del caso es que la Argentina se parece mucho a la Sra. Cristina. Se distingue en la comunidad de naciones más por sus transgresiones que por la claridad y firmeza de sus definiciones. La Argentina también es una teenager. De golpe se ha indignado con una Presidente a la que premió con el voto hace apenas siete meses, por la mera razón de que persevera en una política que aplaudió sin rubor durante cuatro años y medio. De todos modos, felicito a la Argentina por su indignación. Mejor tarde que nunca.

Mayo 16, 2008

Puntal de Río Cuarto

Filed under: Periodística — Jorge Avila @ 8:18 pm

Este reportaje fue publicado por el diario Puntal de Río Cuarto, Córdoba, el pasado domingo 11 de mayo. El interés del periodista estaba muy focalizado en cuestiones relativas a bancos y tasas de interés. De todas formas, me las arreglé para hacer uno que otro punto de interés algo más general. El reportaje provee una buena base de partida para encarar otras discusiones.

A partir de finales de 2002 y comienzos de 2003 los préstamos, que antes se habían utilizado para contrarrestar la menor actividad económica, comenzaron a financiar la progresiva recuperación y "despegue" de la economía. ¿Cuál cree que será la evolución de los mismos a partir del amesetamiento de aquélla? ¿Cree que se estabilizarán o que aumentarán sosteniendo el nivel de crecimiento económico?

Los préstamos bancarios no tienen una dinámica propia; es decir, su crecimiento depende de la confianza y de la marcha global de la economía. En los meses que restan del año, se sentirá el efecto contractivo de la altísima prima de riesgo-argentino, que se ha triplicado entre enero del año pasado y el presente. Los precios de las materias primas de exportación dejarán de aumentar como lo hicieron en los últimos quince meses y, por tanto, habrá por este lado menos impulso expansivo. Creo que en el mejor de los casos, el stock de préstamos al sector privado crecerá débilmente.

Desde 2003 los depósitos han crecido mucho más que los préstamos, generando un exceso de dinero ocioso en el sistema bancario. ¿Es la incertidumbre un factor importante para explicar por qué este dinero no está financiando nuevas inversiones a través de nuevos préstamos?

Así es. Los bancos argentinos no se olvidarán fácilmente de la gran corrida de 2001. Prefieren ganar menos plata, dejando de prestar, a no poder devolver sus depósitos en tiempo y forma en caso de corrida y ver cómo se desploma el valor de sus patrimonios. También es cierto que cuando aumenta la incertidumbre muchos pequeños y medianos empresarios prefieren no endeudarse.

Entendiendo que hay provincias que generan más capitales excedentes que otras y también diferentes necesidades de financiamiento a nivel regional ¿Cuáles serían las condiciones necesarias para generar una movilidad de capitales eficiente dentro del sistema bancario argentino?

La pregunta me sorprende. Habría jurado que la movilidad de fondos financieros entre las provincias argentinas es perfecta.

Desde mediados de 2007 la situación económica internacional se ha caracterizado por crecientes niveles de precios de materias primas, alta volatilidad en los mercados bursátiles, y un credit crunch. ¿Cómo considera usted que ello está impactando en las variables macroeconómicas de los países emergentes y específicamente en Argentina? ¿Cree que las tasas de interés en nuestro país –principal determinante en la decisión de tomar un crédito- volverán a los niveles anteriores a la volatilidad financiera generada por la crisis hipotecaria?

Las estadísticas de actividad arrojaron en Chile una marcada desaceleración en el mes de marzo. En Argentina se observa parecido fenómeno, agravado por la crisis de confianza interna. El mes de febrero registró picos de popularidad del gobierno, de reservas, de recaudación y de consumo. Pero la fiesta se acabó en marzo. Diversos indicadores confirman lo que señalo. Se reduce el ritmo de crecimiento del consumo y la producción; caen las reservas de dólares en el BCRA; empiezan a caer los depósitos; cae también la popularidad del gobierno nacional. En fin, la suma del fuerte aumento del riesgo-argentino, la inflación en ascenso y el desconcierto creado por la reacción del gobierno ante el reclamo del campo comienza a recortar los pronósticos de crecimiento económico para este año.

La crisis hipotecaria de EEUU está en vías de solución. Tocó fondo el día que la Reserva Federal le prestó fondos al banco de inversión JPMorgan para que rescatara a Bear Stearns, otro banco de inversión. Nunca desde la crisis de 1930 la Reserva Federal había prestado fondos a un banco que no fuera un banco comercial (que recibe depósitos del público y crea moneda). Desde entonces se puede discutir si la recesión americana será más o menos profunda o si la inflación será más o menos alta, pero la probabilidad de una corrida bancaria y su correlato de depresión económica ha bajado mucho. En consecuencia, creo que el camino de la tasa de interés de EEUU será ascendente; no sé si a partir del mes que viene pero sí hacia fines de año. Mientras tanto el riesgo-argentino no cede y el tipo de cambio futuro sube. Por tanto, lo más probable es que la tasa de interés en pesos suba y se mantenga alta.

Desde la salida de la crisis la composición interna de los préstamos totales en Argentina ha evolucionado a favor de los préstamos de consumo, manteniéndose los préstamos productivos en niveles aún muy lejos de los potenciales. ¿A qué se debe esto? ¿Qué factores serían necesarios para incrementar la toma de estos créditos?

La situación que acabo de describir no alienta la inversión directa. No debería llamarnos la atención, entonces, que caiga la participación de los préstamos "productivos". Aumenta la de los préstamos de consumo porque son de más rápido repago y por menores montos. Hay mucha turbulencia. En estos casos, la gente se aleja de los bancos, como depositante y como deudora. Compra dólares y ahorra.

Mayo 9, 2008

Kirchner lo hizo

Filed under: Gráfica — Jorge Avila @ 9:07 pm

Ambito Financiero en su edición de la fecha e Infobae en la del 12 de abril identificaron el núcleo del fracaso económico del gobierno kirchnerista: sostenidas reducciones de la inversión externa directa en el país y de la participación argentina en las exportaciones mundiales. La primera es una medida de la confianza que inspira el país; la otra, de su competitividad internacional.

Merced a una convertibilidad à la Kirchner de 3 x 1 y a un superávit fiscal más o menos alto, que han contribuido a crear un clima elemental de estabilidad, y a una aguda suba del precio de las materias primas, este gobierno ha podido hacer bandera con un fuerte crecimiento del PBI en el período 2003-2007. Pero a no engañarse. La clave del éxito económico de largo plazo de un país estriba en la capacidad de incentivar la radicación de inversiones extranjeras y en la mejora de la participación de sus exportaciones en el comercio mundial.

El artículo de Ambito Financiero vuelve sobre un tema que trató La Nación hace poco y que comenté en un post reciente: el desbarrancamiento de la inversión externa directa. Argentina atrae menos inversiones que Chile y Colombia, que tienen economías más chicas que la nuestra. ¿Por qué? Porque el primero tiene un tratado de libre comercio con EEUU y el segundo lo conseguirá tarde o temprano, porque los dos tienen políticas exteriores previsibles y porque ambos tienen bajas primas de riesgo-país.

ied1.jpg 

El artículo de Infobae actualiza hasta 2007 datos sobre el desempeño exportador de Argentina. (Hace algún tiempo publiqué un post sobre la performance exportadora de varios países, entre ellos, el nuestro, desde 1980.) Note que entre 2003 y 2007, las exportaciones argentinas aumentaron de u$s 30.000 millones a 55.000 millones. Se agitó mucho este supuesto logro como evidencia del éxito del "modelo productivo". La realidad, sin embargo, es menos alentadora porque las exportaciones de otros países (Chile, Brasil) aumentaron más rápidamente que las nuestras, de manera tal que la posición argentina en el ranking mundial bajó en dicho período del puesto 42º al 47º.

rankingexpos.jpg

Ambos indicadores reflejan el aislamiento del país. Desde la década de 1990, Argentina optó por darle la espalda al mundo. Esta situación no cambiará mientras gobiernen los Kirchner. Para ver un giro de esos indicadores fundamentales tendremos que esperar que llegue al poder un gobierno de centro-derecha. El péndulo de la opinión pública se mueve en tal dirección desde que Macri ganó en la Ciudad de Buenos Aires. La más alta inflación y el enfrentamiento del gobierno con el campo no hacen más que acelerar esa marcha.

Mayo 2, 2008

Acciones & Commodities

Filed under: Gráfica — Jorge Avila @ 9:05 pm

Esta semana recibí y leí como siempre la carta al ciberespeacio de Daniel Naszewski, un periodista y economista amigo desde los agitados días de Alfonsín, hace unos 20 años. Me llamó mucho la atención un gráfico que muestra la fuerte correlación existente entre dos índices: uno referido a las acciones en Wall Street y otro referido a los precios los commodities (trigo, maíz, soja) que exporta nuestro país. A continuación, reproduzco un párrafo de Naszewski y más abajo su gráfico espejo.

La pregunta del millón, ¿en qué momento los commodities empezarán a caer? En el momento que el dólar empiece a recuperarse en el mundo, lo que seguramente coincidirá con el momento en que las acciones norteamericanas se recuperen y los inversores salgan de commodities y vuelvan a "home, sweet home". El gráfico espejo de abajo, para los que tienen dudas, confirma lo ocurrido en el último año: baja el S&P (línea roja), suben los commodities (línea azul). Y al contrario, cuando suba el S&P, bajarán los commodities, quizá con sobre-reacción, gracias a los famosos comportamientos de manada tan veloces gracias a este mundo online.

StocksComm.jpg 

El gráfico que sigue es una versión actualizada del que publiqué en un post del año pasado. Note que la suba del precio de nuestros commodities se aceleró desde entonces. Ha alcanzado una altura escalofriante.

mateprima1.jpg

El precio de nuestras commodities ha alcanzado una altura escalofriante. En rigor, esta afirmación parece un sinsentido. Más allá de la presión alcista que el aumento de los precios del trigo y el maíz ejerce sobre el costo de vida, debería estar feliz; una mejora de los precios mundiales de nuestros productos de exportación es un regalo de Dios. Sin embargo, estoy preocupado. ¿Saben por qué? La recaudación sobre las exportaciones de commodities (retenciones) equivale a todo el superávit fiscal. Tal vez más, puesto que los altos precios de los commodities estimulan el gasto privado, el nivel de actividad económica y, por esta vía, la recaudación de otros gravámenes, como el IVA o Ganancias.

La salida de la crisis norteamericana parece cada día más probable a más tardar en 2009. O sea que dentro de un año, más o menos, las acciones recuperarían terreno y los precios de los commodities volverían a niveles bastante menores que los actuales. ¿Cómo se las arreglará entonces el gobierno para financiar el más alto gasto público del último medio siglo?

Powered by WordPress. Implementado por DigiKol