La Argentina es el problema. El mundo es la solución.

febrero 25, 2011

Alfonsín, Macri, Cristina

Filed under: Miscelánea — Jorge Avila @ 5:29 pm

A ocho meses de unas elecciones presidenciales que serán tan importantes como las de 1989 y 2003, por su posible influencia sobre el rumbo económico que pueda tomar el país, el previsible proceso de decantación va dejando tres candidatos en pie. Alfonsín, Macri y Cristina, en este orden.

Demás está aclarar que lo que sigue es altamente opinable. Responde a la percepción que me va quedando luego de ver programas políticos por TV, escuchar y ver a los candidatos en sus campañas (que ya se iniciaron sin previo aviso), de leer artículos especializados en diarios nacionales, y de escuchar las opiniones de amigos y conocidos.

Ricardo Alfonsín, que en todo imita a su padre sin el menor rubor, se perfila como ganador de la elección interna radical del 30 de abril. Compite en ella con Sanz, el senador mendocino preferido por Techint y la Asociación Económica Argentina. Las chances de triunfo de Sanz en la interna radical aumentan con la cantidad de ciudadanos independientes que acudan a votarlo. Las chances de triunfo de Alfonsín disminuyen con la cantidad de independientes que acudan a las urnas ese día. Alfonsín es muy querido puertas adentro de la UCR. Para comprobarlo basta ver algunos de sus discursos dirigidos a la militancia radical. Su retórica hace honor a la tradición radical. Sus gestos son radicales y su ideología de izquierda es también radical. Los radicales lo escuchan embobados, como si fuera un mesías. Por el contrario, Sanz es un hombre nuevo. Un poquito más abierto, un poquito menos estatista y proteccionista, un poquito más realista y moderno. El pronóstico de los expertos es que, como la elección del 30 de abril no será oficial, los votantes independientes no irán en grandes cantidades y que, por tanto, ganaría Alfonsín. Más tarde, en agosto, Alfonsín tendría que enfrentar a Cobos en la elección primaria prevista por ley. Mi sensación es que por entonces el envión de Alfonsín resultaría imparable. (Alfonsín atrae mucho por su sencillez e imagen de hombre honesto. Gran ventaja en un país que votará buscando la contracara de Kirchner.)

Desde el mismo principio, Mauricio Macri apostó a que el Peronismo Federal se quedaría sin un candidato potable y que no tendría mejor alternativa que encolumnar sus fuerzas detrás de él para competir juntos en la elección presidencial de octubre. A juzgar por los últimos movimientos de Duhalde, creo que Macri no se ha equivocado. El malestar de algunos socios menores del Peronismo Federal, como Rodríguez Saá, Das Neves y Solá, son un testimonio de que el acercamiento va en serio. No es descabellado pensar en una boleta de Macri Presidente con listas de legisladores en las que figure una mezcla de macristas (de origen conservador, radical y peronista) y peronistas federales, así como la confluencia del Pro y el Peronismo Federal detrás de candidaturas a gobernador en varias provincias (Santa Fe es un caso).

Cristina F. de Kirchner no habría tomado aún una decisión definitiva acerca de su participación en la campaña. La presión de sus allegados parece ser enorme. Quieren la reelección de ella de todos modos por razones de supervivencia política y de plata. Saben que será duro volver al llano, caminar desempleados por la calle, sin que nadie los salude, o gambetear las demandas judiciales. Es probable que se candidatee y se lance a una campaña groseramente izquierdista: más presos del sindicalismo, más enfrentamientos con empresas extranjeras, ataques a EEUU y más "modelo productivo", o sea, más bloqueos de exportaciones, más restricciones a las importaciones, más controles de precios, ¿más estatizaciones?

En la actualidad, Cristina estaría juntando un 30% de la intención de voto; Macri y Alfonsín, un 20%, más o menos, cada uno. Habría segunda vuelta. La pregunta es quién, Macri o Alfonsín, pasaría a ella. (Jorge Asís trata el tema aquí.)

Creo que Cristina perderá la segunda vuelta, y barrunto que ella también lo cree. Si con el paso de los meses se afirmara esta creencia, podría inventar un pretexto para evitar la candidatura. En tal caso, no sé cómo arreglará con los grupos que la ven como un salvavidas.

La puja real correrá, creo o quiero creer, entre la centroizquierda de Alfonsín y la centroderecha de Macri. El país cambiará para mejor cualquiera de ellos resulte ganador. Ambos son mucho más republicanos que Kirchner. Ambos son mucho más conscientes del valor de las relaciones internacionales que Kirchner. Ambos son mucho más respetuosos de la propiedad privada y la libre empresa que Kirchner.

Los problemas de una presidencia de Alfonsín son muchos. El primero es que su ideología ochentista tiende a extraviarlo. El segundo es el desentendimiento entre radicales y peronistas cuando los primeros gobiernan, sumado a la oposición de los sindicatos. El tercero es la histórica ineptitud radical para gobernar y el síndrome de los mandatos que no se terminan. Desde Yrigoyen, los radicales se las ingenian para paralizar el país. No se juegan. No toman decisiones importantes. Con una excepción: el juzgamiento de las Juntas Militares y las leyes que limitaron la responsabilidad de los militares durante el gobierno de Raúl Alfonsín. El próximo gobierno tendrá que frenar la inflación, combatir la inseguridad y actualizar las tarifas de los servicios públicos (para aumentar la oferta de naftas, gas y electricidad y mejorar el servicio ferroviario). Estas son las urgentes tareas que la sociedad les encargará. No les veo a Ricardito y a sus correligionarios uñas de guitarreros.

Prefiero por varios cuerpos a Macri. Si se me permite soñar, quiero un presidente capitalista y cuáquero. En otras palabras, un repúblico austero, partidario del libre comercio, capaz de comprender la vital necesidad que tiene la Argentina de llegar a un entendimiento franco con EEUU (similar al que lograron Australia, Israel y Japón). A pesar de todos sus defectos y su posible vanidad, creo que el candidato que más se acerca a ese presidente ideal es el maltratado Macri. Los católicos no lo quieren porque no se opuso al matrimonio entre homosexuales; los radicales, porque es un neoliberal; los socialistas, porque es un niño rico, y los tilingos, porque hizo poco en la Ciudad o porque beneficia a sus parientes en la concesión de la obra pública. Pero Macri es el único que ha defendido abiertamente el derecho de propiedad (ocupación de los espacios públicos y estatización de las AFJP) y el único que nos recuerda que no estamos solos en el mundo y que repite una y otra vez que es bueno incrementar el comercio internacional y radicar inversiones en sectores con futuro como el agroindustrial, el forestal, el de turismo y el de software, entre otros. No crean que me engaño. Sé que Macri no es aquel repúblico austero. Pero, de la oferta electoral para 2011, ¿me pueden decir quién se acerca más a ese ideal que en mayor o menor medida casi todos nosotros queremos?

febrero 14, 2011

Sarmiento 1811-2011

Filed under: Miscelánea — Jorge Avila @ 10:05 am

El 14 de febrero de 1811, hace hoy exactamente dos siglos, nació Faustino Valentín Quiroga Sarmiento Albarracín, hijo de Clemente Quiroga Sarmiento y de Paula Albarracín (apellido español derivado del árabe Al-ben-Razín, cuya traducción es "hijo del río"). Con el paso del tiempo, Faustino Quiroga empezaría a llamarse Domingo Faustino Sarmiento; Domingo, porque la familia era devota de Santo Domingo, y Sarmiento a secas, quizá para poner distancia del caudillo riojano Facundo Quiroga. Los Sarmiento de San Juan eran la rama pobre de una familia Quiroga Sarmiento procedente de Chile, como casi todas las familias que poblaron originalmente la provincia; el caudillo riojano formaba parte de la rama rica. (Vea el acta de nacimiento aquí.)

Escribo este post en recuerdo del gran hombre, de quien soy admirador incondicional. En primer lugar, reproduzco una fotografía de él; en segundo, un conmovedor párrafo que escribió como balance de su vida, y en tercero, dos fotografías de su casa natal, refaccionada hace poco con vistas a los festejos del bicentenario de su nacimiento.

La fotografía que sigue es la más interesante que encontré de Sarmiento. Por su expresión, parece el retrato (no muy anterior a 1930) de un pariente cercano. Note su tipo mediterráneo, mezcla de español y árabe. En fin, un tipo coincidente con el del argentino medio del Interior.

          Sarmiento.jpg

"Nacido en la pobreza, criado en la lucha por la existencia, más que mía de mi patria, endurecido a todas las fatigas, acometiendo todo lo que creí bueno, y coronada la perseverancia con el éxito, he recorrido todo lo que hay de civilizado en la tierra y toda la escala de los honores humanos, en la modesta proporción de mi país y de mi tiempo; he sido favorecido con la estimación de muchos de los grandes hombres de la tierra; he escrito algo bueno entre mucho indiferente; y sin fortuna, que nunca codicié, porque era bagaje pesado para la incesante pugna, espero una buena muerte corporal, pues la que me vendrá en política es la que yo esperé, y no deseé mejor que dejar por herencia millares en mejores condiciones intelectuales, tranquilizado nuestro país, aseguradas las instituciones y surcado de vías férreas el territorio, como cubiertos de vapores los ríos, para que todos participen del festín de la vida, del que yo gocé sólo a hurtadillas."

Cada vez que voy a San Juan, tengo por costumbre peregrinar a su casa, que para un sarmientino es un templo laico. La casa está recién pintada e impecable; es un monumento histórico insoslayable. En la foto de la izquierda se puede ver la célebre higuera y a su derecha, una estatua que recuerda a Doña Paula; en la foto de la derecha, se puede ver el zaguán de la casa. Mi esposa, mi hija y yo aparecemos en estas fotos que tomamos hace un mes con otro propósito.

CasaSarmiento.jpg

febrero 10, 2011

Boom económico sanjuanino

Filed under: Gráfica — Jorge Avila @ 9:15 pm

Como ustedes saben, viví en San Juan hasta los 18 años y desde entonces viajo con regularidad a la provincia para visitar a mis familiares. Estoy más o menos al tanto de la evolución política y económica de la provincia por mis visitas y gracias a los comentarios de mis hermanos, primos y amigos que allá viven y trabajan.

San Juan es una provincia pobre y remota. Tiene el 1.5% de la población del país y produce el 1% del PBI nacional. Está a 1100 km del puerto de Buenos Aires y a unos 500 km del puerto de Coquimbo, aunque de poco sirve la relativa cercanía al puerto chileno pues para llegar a éste hay que atravesar el murallón de los Andes. En 1998 (no tengo datos recientes), el ingreso por habitante de la provincia rondaba u$s 5000 por año, en tanto que el correspondiente a la ciudad de Buenos Aires andaba en 25000 y el del promedio del país, en 8000. San Juan pertenece, entonces, a la clase media baja del país.

Más de una causa explica la relativa pobreza sanjuanina. Su lejanía física y económica de los puertos de río y de mar, una larga secuencia de malos gobiernos (casi todos interrumpidos por intervenciones federales o golpes de estado nacionales hasta la crisis de 2002) y una organización económica nacional que la castiga especialmente.

San Juan necesita transporte barato, pero el transporte es caro en Argentina por varias razones: a) Las rutas nacionales son malas. Basta comparar el estado de la ruta Nº 7 (me refiero tanto al mantenimiento como a la cantidad de carriles) con el de la ruta Nº 5 de Chile para tener una idea cabal del sobrecosto que debe sufragar la producción sanjuanina por este concepto. b) Para volar de San Juan a Salta, Corrientes o Neuquén, un sanjuanino debe venir primero al aeropuerto Jorge Newbery de Buenos Aires, y aquí esperar al vuelo que lo llevará a su destino final. Los gobiernos nacionales se han opuesto o desconocido en forma sistemática la necesidad de una desregulación aérea. Una política de "cielos abiertos" estimularía el desarrollo de pequeñas companías privadas de aviación que ofrecerían vuelos económicos directos entre las capitales provinciales. c) En Argentina las naftas son caras y los autos, camionetas, camiones y ómnibus son muy caros. La causa de esta última distorsión es el proteccionismo industrial, es decir, las trabas a la libre importación de autos y de productos industriales en general.

La provincia de San Juan produce esencialmente commodities: uva, aceitunas, vinos, aceites, conservas y minerales. Es bien sabido que un productor de commodities de exportación es castigado por una política desarrollista de sustitución de importaciones manufactureras. Sabemos por Abba Lerner que un impuesto a la importación es ni más ni menos que un impuesto a la exportación. Hace 80 años que la economía sanjuanina, como la mayoría de las economías del oeste y el norte del país, sufre el rampante proteccionismo que alientan el lobby de la UIA y los gobiernos ignorantes y populistas que creen que hacen patria por medio de esta organización económica.

La superficie de la provincia es montañosa en un 80%. Para desarrollar la minería, una real obsesión de los gobernantes sanjuaninos, Sarmiento contrató hace 150 años ingenieros europeos y norteamericanos y fundó hace 140 años la Escuela de Minas en la que yo estudié. Pero ¿cómo desarrollarla sin la propiedad privada del subsuelo? Las leyes nacionales no la permiten. Con ella las inversiones mineras resultarían más seguras. La provincia ha intentado atenuar esta falencia por medio de un acuerdo de estabilidad tributaria que asegura a los inversores un tratamiento impositivo irrevocable por un plazo de 30 años.

En medio de esta organización económico-institucional tan adversa, la provincia se las ha arreglado para sobrevivir merced al lobby en Buenos Aires. Gobernadores volubles a los presidentes de la Nación han conseguido sucesivas prebendas que ha pagado el resto del país: a) una participación en la distribución de los fondos de copaticipación federal largamente en exceso del peso económico y poblacional de la provincia; b) una promoción industrial financiada mediante la exención del IVA y el impuesto a las Ganancias; c) aportes no reintegrables del Tesoro Nacional, entre otros subsidios. De esta forma, San Juan ha podido pagar los sueldos de sus empleados públicos y hacer obras públicas de relieve, tales como el Centro Cívico, diques, escuelas y hospitales (reforma y ampliación del Hospital Rawson). Desde la centralización de la recaudación impositiva en la década de 1930, puede decirse que el país, y San Juan con él, funciona en el marco de una organización unitaria. Los gobernadores sanjuaninos han sido empleados del presidente de la Nación; a cambio de la autonomía de la provincia, la Nación ha girado fondos recaudados en el resto del país.

Pero las prebendas así obtenidas no permitieron progreso real. En el período 1980-1990 el PBI provincial cayó por debajo del puntano, tal vez por primera vez en la historia. A partir de 2002, gracias a la gran trepada del precio internacional de las commodities que beneficia a América latina, la suerte de la provincia cambió en forma notable. Las commodities más la diligente gestión del gobernador Gioja (2003-2011) son los factores responsables de un boom económico provincial que pocos han advertido.

San Juan Exports.jpg

Según datos que aún no pude comprobar en forma fehaciente, San Juan habría recibido la mitad de la inversión externa directa que llegó al país en 2010. En un país que repele a la inversión extranjera, la provincia la atrae como un magneto. El oro es el motivo. Las grandes inversiones en la explotación del metal en el departamento de Iglesia han creado mucho empleo, aumentado sensiblemente la base imponible provincial y provocado un boom exportador como ilustra el gráfico. Entre 2002 y 2010, las exportaciones de la provincia crecieron un 1300% (se multiplicaron por 14, expresadas en dólares corrientes), situando a San Juan en el primer puesto del ranking de crecimiento exportador del país. Sin considerar el oro, las exportaciones sanjuaninas también crecieron más que las de las restantes provincias. O sea que el oro no es toda la explicación del fenómeno; la expansión económica ha sido generalizada; la producción de vinos y otros productos de la agro-industria también ha sido importante. De hecho, el PBI provincial se duplicó en dicho período; creció incluso más que el de las restantes provincias (datos oficiales).

Los expertos afirman que el alto precio de las commodities no es un fenómeno pasajero pues responde a un cambio en la estructura económica mundial: la emergencia de China como potencia económica y su gran demanda de commodities. Esto favorece a San Juan y a todo el Interior productor de materias primas de exportación. Pero aleja la posibilidad de la reforma estructural. El horizonte en este sentido es desalentador. Máxime después de comprobar el anti-capitalismo que se esconde en los reclamos de grupos ecologistas que quieren limitar, sino erradicar, la producción minera. Las pintadas en las paredes sanjuaninas y las votaciones del Congreso (ley de protección de los glaciares) son testimonios del fervor de la izquierda verde.

febrero 4, 2011

Una 4×4 por u$s 10.000

Filed under: Miscelánea — Jorge Avila @ 4:21 pm

AutoChino.jpg

Creo que la emergencia de la economía china será a la economía occidental lo que fue el descubrimiento de América a la economía europea. Las exportaciones de manufacturas chinas a Europa, Norteamérica y Sudamérica tendrán un impacto tan positivo, radical y definitivo en décadas venideras como lo tuvieron las exportaciones de oro, cacao, maiz y papas en Europa durante el siglo XVI. En rigor, este pronóstico no es demasiado audaz. En la última década hemos empezado a sentir la presencia de las exportaciones chinas por doquier. En las tiendas y supermercados de una provincia remota como San Juan se puede comprar literalmente cualquier manufactura, desde un ciclomotor a una carpa para camping, a precios muy atractivos, a pesar de los fletes y los aranceles de importación. Quizá la calidad resulte inferior a la de los productos argentinos equivalentes, pero mejora día a día.

Un pariente mío visitó China hace un par de meses. Se interesó en todo lo que vió, leyó o le contaron, desde cuestiones de la política y la economía hasta los precios de esos aparatos (gadgets) que todos nosotros querríamos comprar en el primer duty-free shop. Le llamaron la atención el desarrollo de la industria automotriz, la creciente oferta de autos y sus precios. Por ejemplo, el precio de lista de la camioneta Grand Tiger 4×4 de la fotografía es apenas 10.000 dólares. O sea que puesta en el puerto de Buenos Aires se podría vender a 11.000-12.000 dólares. Siempre y cuando Argentina tuviera un acuerdo de libre comercio con China como el que firmó Chile hace poco. Para ver la página web de la compañía china que la fabrica, haga click aquí.

Conservar sus prebendas de 60 años con el cuento de la industria infantil, de cara la emergencia china, es el tremendo desafío que enfrenta la Unión Industrial Argentina y la industria automotriz argentina en especial. Creo que en los años que vienen el lobby de la UIA será cada vez menos efectivo. También espero que así sea, pues no habrá realmente libre comercio ni progreso auténtico en nuestro país mientras los autos cuesten casi el doble de lo que cuestan en EEUU o, más cerca, Chile.

febrero 3, 2011

Darwin opina sobre Sarmiento

Filed under: Miscelánea — Jorge Avila @ 4:36 pm

           SarmientoDarwin.jpg

Sarmiento, frente al busto de Darwin, habla en honor a su memoria (El Mosquito, 12 de mayo de 1882)

El próximo 15 de febrero se cumplen 200 años del nacimiento de Domingo F. Sarmiento. El Diario de Cuyo, que es el principal diario de San Juan, publicó hoy un artículo por demás interesante. Rescata la impresión que dejó en el joven Darwin el también joven maestro sanjuanino. Se encontraron fugazmente en Chile entre los años 1832 y 1835. En una carta dirigida a su esposa, Darwin escribió:

"En el pueblo de Los Andes, donde me alojé por un par de días, conocí en una escuela a un profesor excepcional, mente lúcida, valiente de ideas, claridad expositiva y una profunda sencillez de alma. En el año y tanto que llevo en Chile por primera vez tengo la certeza de estar frente a un gran hombre. Me dejó su tarjeta: Domingo Faustino Sarmiento."

Décadas después volvieron a encontrarse, cuando Sarmiento era el presidente argentino y Darwin, un reconocido científico. El gran sanjuanino se proclamó desde el principio un seguidor de la teoría darwiniana de la evolución. Es probable que el acercamiento al científico inglés influyera en la fundación de la Academia Nacional de las Ciencias y del Jardín Botánico y el Zoológico, ambos en la ciudad de Buenos Aires, durante la presidencia sarmientina.

Powered by WordPress. Implementado por DigiKol