La Argentina es el problema. El mundo es la solución.

agosto 28, 2012

Enterate hacia dónde vamos

Filed under: Miscelánea — Jorge Avila @ 8:02 pm

Vale la pena hacerse un espacio de 25 minutos para ver y escuchar el video de una magnífica intervención de María Corina Machado, una política venezolana, diputada en la Asamblea Nacional de su país, con fama de honesta y notable oradora. El paralelo entre lo que cuenta sobre lo que ha pasado en su país y lo que pasa en Argentina es estremecedor. En especial para mí, que nunca creí que la democracia argentina podría caer en los niveles de desfachatez, corrupción e intervencionismo económico que verificamos a diario.

    Ma. Corina Machado.jpg

                                    Habla Ma. Corina Machado

En 2003 y en años subsiguientes, Roberto Cachanosky me enfatizó que el kirchnerismo llevaba al chavismo. Que Venezuela era una fotografía de lo que se estaba gestando en Argentina. Luego de la confiscación de YPF, la escandalosa impunidad del vicepresidente Boudou y las modificaciones del Código Civil con el fin de facilitar la expropiación de inmuebles "ociosos", por "necesidades socio-territoriales", al precio que se le ocurra al gobierno kirchnerista, por citar tan solo las últimas transgresiones a la Constitución Nacional, me siento obligado a reconocerle a Roberto cuánta razón tenía.

Con tantas razones que lo justifican, ¿por qué ningún diputado ha tenido la iniciativa de hacerle un juicio político a la señora presidente de la Nación? ¿Está la oposición aterrorizada? ¿Teme, acaso, desestabilizar el gobierno y generar anarquía? ¿Qué es peor para el país: un gobierno que destruye una institución de la Constitución por día o la eventual anarquía?

En Argentina, Venezuela, Bolivia y Ecuador la lucha es por dos de los derechos básicos: el de propiedad y el de la libre empresa. El gobierno kirchnerista los ha conculcado en medida no menor, como el gobierno de Videla conculcara hace 35 años los otros dos derechos básicos (a libertad y a la vida) de una parte de la ciudadanía.

(El acceso al link de arriba se ha interrumpido. Para conocer a Corina, vea cualquiera de los videos cortos de YouTube.)

agosto 11, 2012

Batalla decisiva por el euro

Filed under: Cotidiana — Jorge Avila @ 12:41 am

El conflicto ítalogermano también pone en evidencia una profunda brecha filosófica en la zona euro: ¿son las dolorosas reformas y los planes de austeridad en países como Italia y España suficientes para restaurar la confianza en el euro, tal como asegura Alemania? ¿O necesitan el respaldo financiero colectivo de Europa mientras enderezan sus economías, tal como argumenta Monti?

La pregunta aún no tiene respuesta. La fuga de los inversionistas de Italia y España amenaza a ambos países con un colapso financiero. Los mercados dudan que la moneda común de Europa sobreviva en sus fronteras actuales. […]

Esto dice un pasaje del interesante artículo que publicó La Nación (traducido de The Wall Street Journal) el pasado miércoles 8. Creo que el enfoque alemán está errado. Y creo que el primer ministro italiano Monti y su connacional Draghi, presidente del BCE, están dando en la tecla. La coyuntura macroeconómica en Italia es fundamentalmente la misma que en España. El PBI, la recaudación de impuestos y el déficit fiscal se mueven en sintonía y dependen de un factor común: la prima de riesgo-país. Pero las primas de riesgo italiano y español no dependen en este momento de los planes, los decretos y las leyes sobre rebaja del gasto público o desregulación del mercado laboral.

Estas iniciativas son muy importantes para elevar la tasa de crecimiento económico de Italia y España en el largo plazo. Pero los ahorristas y los managers de inversiones que componen el mercado financiero internacional no están preocupados por la eficiencia de largo plazo de dichos países sino por el valor de sus tenencias de bonos emitidos por los Tesoros italiano y español. Las respectivas primas de riesgo miden, minuto a minuto, la desconfianza en la capacidad de repago de esas deudas. ¿Por qué razón un mercado de trabajo liberalizado en España tendría que mejorar la probabilidad de que el Tesoro español cancele en tiempo y forma los próximos vencimientos de su deuda? Queda la impresión de que los halcones del gobierno alemán no se hicieron esta simple pregunta, ya que se empeñan en hacer valer la fórmula del sudor y las lágrimas para salir de la crisis. La fórmula alemana es tan poco sabia como la norteamericana en la crisis de los años 30. En vez de dar rienda suelta a la Reserva Federal en su papel de prestamista de última instancia de los bancos comerciales, el gobierno de EEUU insistía en la importancia del equilibrio fiscal.

La actual coyuntura española e italiana no corresponde a un pánico bancario como el que originó la Gran Depresión, aunque se le parece mucho. Si no se encuentra una salida, las primas de riesgo-país seguirán subiendo, el valor de mercado de los bonos seguirá desplomándose, al igual que el valor de los activos de los bancos comerciales con grandes tenencias de dichos bonos, y así se creará la atmósfera de un pánico bancario. El BCE, finalmente, se verá forzado a actuar como prestamista de última instancia y emitirá todo el dinero que sea necesario para rescatar a la banca y evitar, de esta manera, una reedición de la Gran Depresión.

Quiero decir que la coyuntura económica italiana y española es endógena. Los españoles, en particular, son un pueblo estoico. Capaz de deslomarse a fin de pagar sus obligaciones, mantener su buen nombre y, sobre todo, permanecer en el área del euro y de la Unión Europea, pertenencia que les ha reportado beneficios evidentes. Rajoy, y asimismo Monti, ha lanzado reformas audaces, no vistas en los últimos 50 años. Sin embargo, nadie puede garantizar que los beneficios llegarán a tiempo para cancelar el próximo vencimiento de la deuda. La incomprensión de la oposición o una pueblada pueden tumbar a un primer ministro, la salida de Grecia del euro puede agravar la corrida contra los bonos, la entrada en recesión de Alemania y China puede deprimir las exportaciones hacia esos países o la afluencia de turistas nórdicos y así contribuir a hundir el PBI, la recaudación y el déficit fiscal español o italiano. En circunstancias de este tipo, el temor a lo que puede ocurrir de un momento a otro termina por vencer a los beneficios que prometen las reformas estructurales.

Monti y Draghi han comprendido el carácter endógeno de la situación económica italiana y española. Están maniobrando para aislar a Weidmann, el presidente del Banco Central alemán, y a otros gobernantes del norte europeo que argumentan que el BCE no fue creado para financiar a los gobiernos y que insisten en la fórmula del sudor y las lágrimas. Creo que Monti y Draghi se impondrán. El BCE emitirá sin límite para comprar bonos españoles a cambio de la intervención por parte de la Comisión Económica Europea de las oficinas de gasto y de recaudación del Tesoro español. Tal intervención calmaría la situación española y, por simpatía, la italiana. El precio de la intervención tiene su fundamento en dos razones: a) facilitar que la política del BCE sea aceptada por Alemania; b) evitar el riesgo moral, o sea, evitar que italianos, españoles y otros que observan estos desarrollos crean que habrá financiamiento fácil del BCE para sus futuros déficits fiscales.

Si la intervención fuera parcial, indecisa y de vez en cuando, fracasaría. Si fuera decidida y en gran escala, los bonos españoles volverían a cotizar a paridad y la prima de riesgo-español desaparecería. El capital dejaría de salir de España, la demanda agregada aumentaría sensiblemente y en breve se recuperaría el PBI y caería el desempleo. La intervención del Tesoro español garantizaría que el aumento de la recaudación impositiva se traduzca en un creciente superávit fiscal y en el progresivo rescate de la deuda. No se puede descartar la posibilidad de que esta política dé lugar a presiones inflacionarias. Esto dependerá de cómo se maneje el proceso. En EEUU la gran expansión monetaria no ha tenido impacto sobre las tasas de interés de los bonos de largo plazo. Según la cotización de estos bonos, la tasa esperada de inflación para los próximos diez años ronda 1.5% anual. ¡Maravillas de una moneda de reserva!

agosto 3, 2012

Cien años de Friedman

Filed under: Miscelánea — Jorge Avila @ 6:19 pm

Friedman at 100.jpg

 

El pasado martes 31 de julio se cumplieron 100 años del nacimiento de Milton Friedman. Hubo celebraciones alrededor del mundo. El 3 de julio, el Centro de Estudios Políticos de Londres organizó una importante conferencia en esa ciudad. Hubo cuatro oradores. John Redwood, asesor del gobierno de Margareth Thatcher en la primera mitad de la década de 1980; Niall Ferguson, profesor de Historia Económica en la Universidad de Harvard; Deepak Lal, profesor de Estudios Intern’les de Desarrollo, y Richard Epstein, profesor de Derecho en la Universidad de Chicago. Este es el video. Sugiero usar auriculares y escuchar las cuatro ponencias. La imagen y el sonido son muy buenos y muchos de los conceptos y recuerdos personales de Friedman son inolvidables.

 

Fundacion Libertad y Progreso.jpg

 

Como parte de una serie de conferencias celebradas en el hemisferio americano con el mismo fin, la Fundación Libertad y Progreso de Buenos Aires organizó un acto en la Escuela para la Libertad Integral justo el día del aniversario. Hablaron Ricardo López Murphy, Armando Ribas y quien escribe. López Murphy se refirió principalmente a los aportes científicos del gran economista; Ribas, a su pensamiento en el campo de la filosofía política; yo recordé aspectos personales, aportes científicos y su militancia en diversas causas públicas.

Mi presentación fue una versión revisada y ampliada del post que escribí en noviembre de 2006, pocos días después del fallecimiento de Friedman. Alguien tuvo la buena idea de filmar las tres ponencias y cargarlas en YouTube. Este es el link a la mía: parte uno, parte dos. La imagen es buena pero el sonido deja mucho que desear. También encontrarán allí los videos de López Murphy y Ribas.

 

On greed.jpg

 

Por último, no dejen de ver el video sobre el papel que juega la avaricia (greed) en la economía. Es como si a través de Milton Friedman estuvieran hablando su viejo profesor Frank Knight y, más atrás, su admirado Adam Smith. Hasta donde yo puedo recordar, fue Smith quien definió al mercado como la suma libremente coordinada de los egoísmos individuales que -oh, sorpresa- maximiza el bienestar general.

Powered by WordPress. Implementado por DigiKol