La Argentina es el problema. El mundo es la solución.

febrero 27, 2013

Mucho dolor, poca lección

Filed under: Miscelánea — Jorge Avila @ 6:27 pm

El viernes pasado se cumplió el primer aniversario de la tragedia del Once. Los deudos de los 51 pasajeros del FF.CC. Sarmiento que murieron a raíz del accidente organizaron ese día una manifestación que finalizó con una concentración de 20.000/30.000 personas en la Plaza de Mayo. Sigue una fotografía de la concentración (tomada de La Nación) y parte del discurso principal.

Justicia51.jpg

"Los asesinos de escritorio hicieron que perdiéramos fisicamente a 52 seres irrepetibles. Por su accionar negligente, y delictivo ya no podemos abrazarlos", dijo María Luján. "Desde el Poder Ejecutivo se vanaglorian de lo hecho hace un año. Olvidándose de que antes tuvieron nueve años para hacerlo. No hablen más de la herencia recibida. Sabemos que fue desastrosa, pero nada cambió hasta que llegó la tragedia. ¿Faltó plata? No. Plata hubo. ¿Faltaron avisos? No. Los avisos abundaron. ¿Faltó tiempo? No. El tiempo sobró. Les faltó cumplir con las promesas que quedaron sólo en anuncios allá por 2006 y cuidar a los usuarios en vez de darles lugar a los corruptos y asesinos que se llenaron los bolsillos a costa de sangre", sostuvo María Luján.

Además de mucho dolor, hubo en la plaza un clamor generalizado de justicia. Y a juzgar por el tenor de las declaraciones que levantaron los diarios, hubo asimismo un diagnóstico generalizado sobre las causas de la tragedia: la corrupción y la negligencia de los funcionarios del gobierno kirchnerista.

Me queda la impresión de que los familiares de los muertos del 22 de febrero de 2012 creen que si el gobierno hubiera administrado con eficiencia y sin corrupción los fideicomisos para el sector ferroviario que creó el ex-presidente Kirchner en 2003 y que el ministro de Planificación De Vido administra desde entonces, el accidente no habría ocurrido. La gente directamente afectada por la tragedia no va más allá. Culpa del desastre a fallas de los funcionarios y no al sistema de incentivos que conduciría tarde o temprano a la tragedia.

N. Kirchner, C. Kirchner y De Vido son los responsables de la tragedia. Deben ser juzgados y castigados. Por la corrupción y por la negligencia. Pero los deudos de las víctimas de la tragedia y el electorado argentino deberían saber que cuando N. Kirchner y De Vido intervinieron las concesiones viales y ferroviarias el transporte público argentino quedó condenado a la desinversión y a degenerar en un nido de corrupción.

En 2003, justamente, debatí el tema con el ahora canciller Timerman en la revista Noticias. ¿Qué puede esperarse de un sistema ferroviario estatizado de la peor manera? Tiene las tarifas virtualmente congeladas. Sus contratos de concesión vencieron hace muchos años y nunca fueron renovados. El gobierno les fija los salarios que deben pagar al personal por medio de acuerdos entre el Ministerio de Trabajo y los sindicatos, sin participación de los concesionarios. Tampoco éstos se encargan de las inversiones necesarias en material rodante y señalización puesto que los fideicomisos de Kirchner & De Vido acapararon la porción de la recaudación tarifaria que se destinaba a tal fin.

¿Cómo se iban a comportar las empresas concesionarias en una circunstancia como la descripta? Como lo hizo el Grupo Cirigliano. ¿Cómo se iban a comportar los funcionarios del Ministerio de Planificación? Como lo hizo Jaime. A la larga o a la corta, ocurrió lo que tenía que ocurrir. Esta es la lección. Además de castigar a los culpables de la tragedia, el próximo gobierno no debería olvidar que el Estado empresario es deficitario, ineficiente y corrupto por naturaleza.

febrero 19, 2013

Importación de disciplina

Filed under: Miscelánea — Jorge Avila @ 4:37 pm

The Wall Street Journal publicó hace unos días los resultados de encuestas realizadas en los países del sur de Europa sobre la continuidad del euro:

Según Metroscopía, 70% de los españoles cree que hay que mantenerse en el euro y 21%, que hay que volver a la peseta (el resto no sabe o no contesta).

Según CESOP, 72% de los portugueses quiere continuar con el euro y 20%, cambiar al escudo.

Según MRB, 71% de los griegos quiere que el país siga siendo parte de la zona euro y 22% no lo quiere.

Según RED C, 73% de los irlandeses está en desacuerdo con la idea de dejar el euro y 25%, de acuerdo.

Según Ispo, 74% de los italianos cree que abandonar el euro sería negativo y 20%, que sería positivo.

Notable resultado en medio de una larga y desesperante recesión que comenzó hace ya seis años. La explicación de este consenso sobre la utilidad de la moneda supranacional estriba en la disciplina que impone a los países. La Nación reprodujo ayer el citado artículo de The Wall Street Journal. Siguen algunos párrafos reveladores:

Durante años, el euro ha sido un lastre para el viticultor Elio Grasso. La fortaleza de la moneda reduce las ganancias de sus exportaciones a Estados Unidos, mientras que sus clientes italianos sufren los estragos de la larga recesión del país. Pero el responsable de los vinos Barolo no quiere que Italia abandone el euro. "Si estuviéramos solos, tendríamos mayores problemas que Grecia", afirmó en una de las bodegas de su viñedo.

En estos países, afectados por la crisis, la desconfianza hacia los políticos nacionales y las burocracias gubernamentales es una poderosa razón por la que pocos quieren dejar el euro. La mayoría cree que los líderes nacionales, actuando sin el yugo del euro, causarían trastornos incluso mayores en las economías nacionales.

En Italia, el euro es, más que una moneda, el símbolo más fuerte de la pertenencia a Europa, una relación que muchos italianos esperan les enseñe mejores prácticas de gobierno. El país ha tenido 58 gobiernos en 65 años, lo que ha frustrado los esfuerzos por corregir la burocracia, reducir la evasión fiscal y dinamizar el sector empresarial.

La esperanza de que Europa discipline al país se escucha a viva voz aquí en la región de Piamonte, un centro de exportaciones en el norte del país. "No nos ha ido tan bien con el euro como a Alemania porque no nos dirigen las personas capaces de traer los beneficios potenciales a Italia", dijo Grasso.

Si en Italia toman en serio la idea de importación de disciplina, ¿no deberíamos nosotros, en Argentina, hacer lo mismo? No se pregunten todavía cómo se la instrumenta. Traten simplemente por ahora de responder la pregunta. Una respuesta bien pensada ya es bastante.

(Este es otro post sobre Importación de disciplina.)

febrero 15, 2013

El próximo canciller

Filed under: Cotidiana — Jorge Avila @ 5:36 pm

Hace muchos años, cuando yo era una persona mediática, integré un panel con el rabino Sergio Bergman. El rabino llegó tarde, hizo gala de facilidad de palabra y no dijo nada. Me pareció que no había preparado su exposición y me dejó una impresión de frivolidad que perduró hasta la fecha. La Nación publicó hoy un artículo con su firma que me obliga a revisar mi opinión sobre Bergman.

El artículo se titula "El próximo canciller". Es, quizá, el mejor artículo de opinión que leí en ese diario en los últimos años. Tiene vuelo intelectual, profundidad moral y cadencia retórica. Empieza cada párrafo con la frase "el próximo canciller…", destacando así la condición de muerto político del canciller Timerman y su inevitable reemplazo.

Entre otras frases, Bergman escribe que, en el acuerdo con Irán que trata el Congreso en estos momentos, la Argentina "cede su soberanía al obstruir su propia Justicia"; que "no podremos desconocer la enorme deuda ética y cívica al haber malogrado el privilegio conferido de haber tenido un primer canciller judío en la Argentina", y que "A la Argentina, mientras llega el próximo canciller, no podemos menos que pedirle perdón".

En una carta de lectores enviada por el Instituto Cultural Argentino Israelí de La Plata a La Nación, también se subraya que dicho acuerdo "significa una práctica renuncia de la jurisdicción penal argentina sobre el atentado terrorista contra la AMIA".

El cinismo del kirchnerismo no tiene límite. En noviembre de 2005, financió a Hugo Chávez en Mar del Plata para que le cantara al ex-presidente Bush en la cara AL-CA, AL-CA, AL-CARAJO, con el argumento de que la soberanía económica no se entrega, y ahora abdica de la soberanía argentina nada menos que en la jurisdicción penal.

Con los cínicos no hay futuro. Sólo queda rezar para que se vayan cuanto antes, con el menor daño institucional posible.

febrero 5, 2013

Inquietud

Filed under: Miscelánea — Jorge Avila @ 6:17 pm

Mientras estaba de vacaciones, recibí un mensaje que revela la preocupación de mucha gente sobre el "costo" que tendría la salida del régimen populista recreado por el kirchnerismo desde 2003. Siguen abajo el mensaje y mi respuesta.

                      ———————–

Hola Jorge,

Primero me presento. Mi nombre es Daniel Isidori. Soy economista también aunque dedicado a las finanzas más que a la Macro. Me recibí de Licenciado en Economía en la Universidad del Salvador en 1991 y después hice mi MBA en New York University. Actualmente estoy en Londres, donde trabajo de Portfolio Manager de un fondo que invierte en acciones latinoamericanas.

Tengo una pregunta para hacerte. En tu blog varias veces mencionas que Argentina debe tener instituciones como por ejemplo la banca off-shore, que hagan que los costos de salir del capitalismo competitivo sean caros y hasta prohibitivos. Eso me parece que tiene mucho sentido. Ahora bien, ¿no ha hecho el populismo gobernante lo mismo pero con signo opuesto? ¿No han hecho que el costo de salir del "modelo" (o del "desmadre" como me gusta llamarlo) sea muy elevado? Saludos

                      ———————–

Estimado Daniel:

Interesante reflexión. Alguna vez Domingo Cavallo escribió que el actual grado de desorganización de la economía argentina se aproxima al de la década de 1980. Me parece un buen paralelo. Aquella desorganización terminó en una hiperinflación que fue muy costosa (recesión, pobreza). Pero la hiperinflación abrió las puertas a trascendentes reformas que se hicieron con mínimo costo político y gran beneficio, incluso electoral. Por ejemplo, ¿cuál fue el costo político de privatizar? Ninguno. El país estaba en disponibilidad. Cuando se viene de un desastre, reformar es expansivo. Con esto te quiero decir que el costo de salir de un desmadre no es tal porque no hay opciones. Si no hay opciones, no hay costo de oportunidad.

No creo que la Argentina kirchnerista termine en una hiperinflación (1989-90) o un pánico bancario (2001-02). Pero si terminara en una crisis por el estilo, la sustitución del peso por una moneda de reserva y de la jurisdicción nacional por la internacional para la banca comercial sería fácil de concretar en el terreno político. El real consenso público del cambio de régimen monetario y bancario se conocería 20 años después de haberlo implementado y dependería en gran medida del éxito que alcance durante su vigencia. Más difíciles de realizar, aun con una crisis financiera en el medio, son reformas tales como la descentralización de la recaudación tributaria y la apertura comercial vía la firma de TLCs con NAFTA, UE, China y otros.

Espero haber contestado tu pregunta. Saludos cordiales,

Powered by WordPress. Implementado por DigiKol