La Argentina es el problema. El mundo es la solución.

Mayo 10, 2014

La tesis de Acemoglu & Robinson

Filed under: Libros y papers — Jorge Avila @ 9:20 pm

WhyNationsFail

En marzo de 2012, Daron Acemoglu y James Robinson publicaron Why Nations Fail, un soberbio libro sobre desarrollo económico que acaparó la atención de medio mundo. Recibió los mejores comentarios de varios ganadores del Premio Nobel de Economía (Becker, Arrow, Diamond, Solow, Spence y Akerloff), de ascendentes economistas que aún no ganaron dicho premio (Levitt y Rodrik) y famosos politólogos (como Fukuyama) y escritores especializados (C. Mann, J. Diamond y N. Ferguson). La obra es el fruto de una corriente de investigación especializada en el análisis de grandes bases de datos estadísticos e históricos, que tomó vuelo a mediados de la década de 1990 gracias al desarrollo informático.

Se trata de una fascinante narración analítica de las causas institucionales del auge y la declinación de diversas sociedades. La narración es una rara mezcla: un 10% de análisis económico, un 30% de análisis político y un 60% de análisis histórico. Los autores reconocen la fuerte influencia de Douglass North, el historiador económico que ganó el premio Nobel por explicar las raíces institucionales del desarrollo capitalista de Occidente. Pero agregan mucho de su propia cosecha. Por ejemplo: a) una serie de ilustrativos e interesantes ejemplos históricos a partir de la Revolución Neolítica en el año 9500 AC (desde la civilización Maya hasta la moderna Botswana, pasando por los casos de la República Veneciana c. año 1000, Gran Bretaña c. año 1700 y la URSS en el s. XX, entre otros), y b) una teoría sobre la formación de las instituciones que pusieron a esas sociedades en el camino del desarrollo o el estancamiento. Con independencia de la exactitud de los datos empleados en los ejemplos y el carácter monocausal de la teoría, rescato el valor de ambas contribuciones.

En dos palabras, la teoría lineal de A&R afirma que: 1) el curso de la historia moldea a las instituciones políticas; 2) las instituciones políticas determinan el comportamiento político; 3) el comportamiento político moldea a las instituciones económicas; 4) las instituciones económicas determinan el comportamiento económico. Y agrega que para que las instituciones políticas cambien para mejor, volviéndose más inclusivas (más pluralistas y competitivas), hacen falta dos cosas: por un lado, una “coyuntura crítica”, es decir, un fuerte shock político, económico, bélico o sanitario; por el otro, una sociedad cuyas instituciones tengan alguna puerta abierta al cambio. Una sociedad de instituciones cerradamente extractivas (autoritaria, plagada de monopolios, sin libertad de prensa ni sistema legal) podría resistir incluso el sacudón de un fuerte shock.

Prefiero dejar la crítica de la teoría de A&R a cargo de economistas y politógos que conocen de cerca el pensamiento de los autores. Voy a criticar el olímpico juicio que les merece el caso argentino. A&R afirman que tanto Argentina como la URSS fracasaron por tener instituciones extractivas. Rusia y la URSS las tuvieron, bajo el zarismo, el comunismo y, ahora, el capitalismo de amigos de Putin. Sin embargo, ¿puede tomarse el caso argentino en bloque? Tengo la impresión que no. En el período 1860-1930, el país recibió oleadas de inmigrantes atraídos por altos salarios, la posibilidad de educar a sus hijos y una chance de volverse propietarios rurales. Si digo que a partir de 1930 el país es otro no creo exagerar. Hasta entonces, tenía instituciones más bien inclusivas; desde entonces, las tiene más bien extractivas. ¿No es acaso el cartel compuesto por gobernadores, intendentes y legisladores peronistas, enriquecidos a costa de los presupuestos públicos, y la asociación UIA-CGT, enriquecida gracias al proteccionismo industrial, la verdadera oligarquía que gobierna el país hace 70 años?

En los links que siguen encontrarán las mejores críticas que encontré al libro de A&R. Aquí está la crítica de Jeffrey Sachs; aquí está la destemplada respuesta de A&R y aquí está la elaborada respuesta de Sachs. Aquí está el interesante comentario de Fukuyama y aquí está la respuesta de A&R. Tanto el libro de A&R como estas discusiones deberían formar parte del programa de lecturas de la materia Desarrollo Económico de la licenciatura en Economía.

Mayo 8, 2014

Gary S. Becker 1930-2014

Filed under: Miscelánea — Jorge Avila @ 7:11 pm

El pasado sábado 3 falleció Gary Becker, premio Nobel de Economía de 1992, originalísimo e intuitivo economista de la Universidad de Chicago, profesor e investigador incansable, autor de 12 libros y 50 artículos científicos que abrieron nuevos rumbos. Becker sucedió en la cátedra de Teoría de los Precios del 1er. año del programa de doctorado de dicha Universidad nada menos que a George Stigler, quien vino después de Milton Friedman, quien siguió a Frank Knight, quien reemplazó a Jacob Viner. Teoría de los Precios es la materia clave del programa de doctorado de Chicago. En ella se enseña a los estudiantes recién ingresados el enfoque económico distintivo de la Universidad.

BeckerandStudent

Fui alumno de Becker en el Spring Quarter de 1981. Su presencia distante (en apariencia), su aspecto concentrado y circunspecto, su voz grave y, sobre todo, su enorme prestigio, podían resultar intimidantes. Su clase empezaba a las 13 hs, en punto, siempre llevaba unos apuntes amarillentos que miraba de vez en cuando para orientarse, siempre tenía a mano una lista con los estudiantes anotados en el curso de donde elegía al azar algún nombre para formularle una pregunta que uno, por lo general, no sabía por dónde agarrar, y cuando uno se atrevía a hacerle una pregunta él respondía con su clásico Why? No repreguntaba para intimidar sino por curiosidad y para invitar a pensar. También acostumbraba anunciar el primer día de clase que quien aprobara su curso con una B aprobaría también el examen general de Teoría Económica (Core Exam), que se toma en dos partes en el mes de julio y define si el alumno aprueba o no el primer año y si sigue en carrera o no hacia el doctorado. En ese curso entendí de qué se trata la Economía y supe que aprobaría el terrible Core Exam.

Siento mucho su muerte sobre todo porque era una persona buena, dispuesta a dar una mano cuando se lo pedían. Su obra ya estaba virtualmente completa en 1981 cuando publicó Un Tratado sobre la Familia. Becker fue quizás el microeconomista más importante de la segunda mitad del siglo pasado. Su impacto sobre la teoría económica ha sido por lo menos equivalente a los de Frank Knight, John Hicks o Ronald Coase. Mi reconocimiento del calibre de Becker consiste en enseñar Teoría de los Precios en la Universidad del CEMA siguiendo el libro que recopila las notas de las clases que él mismo dio casi hasta el final de su vida.

En este par de links hay fotografías, anécdotas y detalles de su personalidad y de sus contribuciones al pensamiento económico: Foco Económico y Universidad de Chicago.

Powered by WordPress. Implementado por DigiKol