La Argentina es el problema. El mundo es la solución.

junio 8, 2007

Lecciones de Tony Blair

Filed under: Miscelánea — Jorge Avila @ 7:53 pm

Por invitación de The Economist, Tony Blair publicó un revelador artículo en la edición del 31 de mayo del semanario inglés. El artículo ocupa casi seis páginas y está escrito en un inglés algo complicado. Está dedicado en su mayor parte a la política exterior que siguió Gran Bretaña durante 1997-2007, la década de su gobierno. El relato puede ser de interés para muchos, pero lo que me lleva a escribir este post son algunos párrafos del principio y el final, que ahora voy a traducir libremente.

1. "Si hace 10 años me hubieran dicho que iba a dedicar parte significativa de mi tiempo como primer ministro a la política exterior, me habría sorprendido; me habría quedado algo desorientado y, probablemente, algo alarmado en el plano político. Aun hoy hacemos campañas electorales enfatizando temas internos. Es raro que la ‘política exterior’ gane votos y es fácil que los pierda. Sin embargo, la realidad es que cada vez estamos más obligados como gobernantes a pensar, trabajar y actuar internacionalmente."

2. "En los últimos diez años, he visto cómo se ha acentuado esta tendencia. (…) La línea que divide la política externa de la interna se ha ido desvaneciendo."

3. "Además, el orden mundial está cambiando. El poder político de China aumenta a la par del crecimiento de su poder económico. India será formidable. Japón está dejando su pasado atrás. Rusia se vuelve más exigente cada día que pasa."

4. "En esta época, la política exterior no es una distracción interesante del trabajo duro y tedioso de la reforma interna. Es el elemento que dibuja la cara de la nación que ve el mundo, el que moldea las percepciones que los otros se forman de ella y, en parte, el que moldea la percepción que ella se forma de sí misma."

5. Sobre la política contra el terrorismo internacional: "Aquí es donde yo siempre he sentido que la política normal de la izquierda y la derecha es un obstáculo. El problema es que la derecha tiene razón sobre la necesidad de recurrir con firmeza a la fuerza militar en defensa de la libertad y la izquierda tiene razón sobre la necesidad de justicia."

6. "Este artículo está dirigido a una audiencia global y se ha concentrado principalmente en política internacional. Pero también hay algunas lecciones interesantes sobre política interna:

* ‘Apertura vs. cerrazón’ es tan importante en la actualidad como ‘izquierda vs. derecha’. A las naciones les va de la mejor manera posible cuando están preparadas para mantenerse abiertas al mundo. Esto significa abiertas en su economía, evitando el proteccionismo, dándole la bienvenida a la inversión extranjera, flexibilizando el mercado laboral. (…) El aislacionismo y el proteccionismo atraviesan ahora los límites de la izquierda y la derecha. Tienen slogans atractivos pero inconducentes más allá del corto plazo."

* El papel del Estado está cambiando. Hay que desarmar la vieja y monolítica prestación de los servicios públicos. Hay que darle real preferencia y poder al usuario. El sistema necesita incentivos y premios apropiados. (…) No se puede permitir que los sindicatos del sector público determinen la forma de los servicios públicos." (Blair se refiere aquí en particular a los servicios de educación y salud.)

* La ley y el orden importan de una forma que es más profunda que lo que la mayoría de los comentarios sugieren. Los progresistas solían ser gente que quería erradicar el prejuicio y la discriminación y que opinaba que, en cuanto al delito, las causas sociales eran las más importantes. Los conservadores pensaban que el delito era una cuestión de responsabilidad individual y que las campañas en contra de la discriminación se hacían porque eran algo políticamente correcto. En la actualidad, el público distingue entre temas relativos al estilo de vida, donde es liberal, y relativos al delito, donde definitivamente no es liberal. Es lo que llamo la posición a favor de los derechos de los homosexuales y de mano dura contra el crimen. Se hace difícil distinguir en este campo entre las opiniones de izquierda y de derecha."

Demás está decir que me han impresionado vivamente algunos conceptos, sobre todo el que señala que la apertura es casi todo en política. Aunque parezca mentira, en nuestro país así lo sostuvieron Alberdi en el siglo XIX y Perón en el XX. Con una diferencia sustantiva: mientras el primero fue consecuente en un todo, el segundo lo fue apenas en la charla con sus seguidores. En efecto, la política interna, en especial, la política económica, es apenas una consecuencia de la política exterior. Baste pensar para comprobarlo en las políticas de libre comercio, de inversiones extranjeras, de inmigración, o monetaria y bancaria cada vez más ligadas a las respectivas instituciones de las superpotencias.

En un imaginario encuentro entre el presidente Kirchner, para quien rige la relación opuesta: que la política interior determina a la política exterior, noción que lo llevó a organizar la infausta anti-cumbre de Mar del Plata en noviembre de 2005, y Blair, el dirigente que revolucionó la centro-izquierda británica y que así se expresa, ¿qué se habrían dicho? Nada. Por eso es que el encuentro no se hizo ni se hará. A pesar de ello, la política internacional sigue definiéndonos ante el mundo y ante nosotros mismos.

3 comentarios »

  1. Estimado Avila: aunque creo que Blair es un titere de los Estados Unidos, es por momentos interesante leer lo que dice. A mi me llamaron especialmente la atencion los puntos 3 y 5, que casualmente Ud. no transcribio. El 3 hace referencia al hecho de que el estado esta llevando a cabo reformas que le permitiran a la gente tener un ingreso minimo asegurado; una idea que a la derecha argentina le pondria los pelos de punta de solo escucharla. En el punto 5 Blair opina que hay que prestarle atencion a las terribles desigualdades economicas que existen en Inglaterra y a los que estan socialmente excluidos. En Argentina, este es un pensamiento muy peligroso. Por decir lo mismo, a uno lo pueden acusar de redistribucionista, populista o, mucho peor, marxista (y, por ende, responsable de la matanza de millones de personas en los gulags y demas).

    Cristián: Supongo que me reconocerá el derecho a subrayar los temas que me parecen importantes. Después de todo, soy el editor de este blog y vivo en este país y estoy al tanto de sus problemas y necesidades. Por lo demás, no le escondo la información. Ahí tiene, a un click de distancia, el artículo de Blair. ¿Por qué los izquierdistas como usted están llenos de suspicacias?

    Comment by Cristian — junio 9, 2007 @ 10:44 am

  2. Estimado Ávila: ¡Qué importantes las palabras de Blair! Confirman que los grandes líderes son aquellos que actuan con honestidad intelectual, reconociendo las reglas de juego que impone el mundo globlizado, para poder adaptarse de la mejor manera posible. En lugar de ello, nuestra dirigencia se ve consumida por el prejuicio, que es estúpido porque no se basa en la razón, y juzga las políticas y propuestas según su raíz ideológica, sin siquiera pensar en cómo operan las mismas y cuáles son sus efectos. Los grandes hombres hablan de ideas, los hombres insignificantes hablan sobre la gente que propone dichas ideas y dicen “esta política es de derecha, esto es lo que piensa la derecha, esto es lo que hizo la derecha”. Por eso no les gusta debatir, sino vilipendiar a sus rivales con chicanas que demuestran su pobreza intelectual.

    Comment by Patricio Lagger — junio 9, 2007 @ 8:58 pm

  3. De acuerdo con que el delito es una elección de vida por el delincuente. Si opta por este camino que se atenga a las consecuencias: los ciudadanos no tienen porqué tener miedo del delincuente. Es el delincuente quien tiene que tener miedo a las consecuencias de su elección (por ejemplo, juicio sumario y pena de muerte). Si éstas no le son agradables, pues que no delinca y santas pascuas.

    Comment by Juan Pedro Valderrey — junio 11, 2007 @ 5:04 pm

RSS feed para los comentarios de esta entrada.

Deja un comentario

Powered by WordPress. Implementado por DigiKol