La Argentina es el problema. El mundo es la solución.

Marzo 13, 2012

Figurita repetida

Filed under: Cotidiana — Jorge Avila @ 6:04 pm

Hace unos días, el Gobierno mandó al Congreso un proyecto de reforma de la Carta Orgánica del BCRA. Contempla dos cambios para nada inocentes y para nada originales. El país ya conoció regímenes como el que ahora se quiere instaurar. Son las reformas de 1946 (primer peronismo), de 1973 (segundo peronismo) y de 1982 (cavallazo). (Vea páginas 8 y 9 de Internacionalización monetaria y bancaria.)

La primera reforma apunta a barrer definitivamente el límite que imponía la Carta Orgánica sancionada poco después de la hiperinflación de 1989 a la emisión de dinero para cubrir los déficits del Tesoro nacional. La segunda reforma apunta a centralizar o nacionalizar los depósitos bancarios. Esto le permitiría al Gobierno regular las tasas de interés y "orientar" el crédito según prioridades regionales o sectoriales que el Gobierno considere adecuadas, en tanto el encaje tiende a 100% y los bancos se transforman en simples bocas de captación de depósitos. El esquema fracasó siempre. Y para desarmarlo fueron necesarios muchos años de alta inflación. Conduce al reino de la discrecionalidad, el lobby y la corrupción y, desde luego, a una marcada ineficiencia. Es triste comprobar que nada cambia en materia de organización económica básica en nuestro país, no obstante el peso de una rica evidencia histórica.

En junio de 2009 publiqué mi último post sobre el tipo de cambio de conversión. Este concepto alude al nivel que debería tener el tipo de cambio para que el BCRA pueda retirar todos sus pasivos contra terceros, es decir, los pasivos monetarios y los no monetarios. Los primeros salen de sumar el circulante y los encajes sobre depósitos bancarios. Los segundos, de sumar deudas no monetarias del Banco Central (Lebacs, Nobacs y Pases pasivos). A fin de evitar grandes saltos del tipo de cambio, el BCRA siguió desde 2002 el precepto fundamental de la Ley de Convertibilidad: asegurarse que sus pasivos monetarios estuvieran respaldados en un 100% por reservas internacionales. Con el fin de tener alguna chance de actuar como prestamista de última instancia del sistema bancario, se aseguró, asimismo, de que buena parte de los pasivos no monetarios tuviera respaldo en dólares. Por esta razón, fue colocando sin prisa pero sin pausa deuda en los bancos.

Con cada colocación de deuda en los bancos, el BCRA contraía la oferta de dinero y generaba una presión alcista sobre la tasa de interés. Esto conducía a liquidaciones de dólares en el mercado de cambios, que el Banco Central compraba con emisión monetaria y acumulaba. Subían así, en simultáneo y en igual medida, los activos del balance del BCRA (reservas intern’les) y los pasivos (Lebacs, Nobacs y Pases pasivos). En síntesis, desde mediados de la década pasada el BCRA ha estado subiendo el encaje (en sentido amplio) del sistema bancario como forma de hacerlo más resistente a las corridas. También ha querido mostrarle al mercado que su posición de reservas es muy sólida. Pero lo ha conseguido al costo de "alquilar reservas", pues las letras y las notas que colocó en los bancos le cuestan cerca de un 12% anual en pesos. Esta deuda es un encaje remunerado. El proceso seguido por el BCRA en años recientes es parecido al que siguiera durante el gobierno de Alfonsín y que rematara en un déficit cuasi fiscal más grande que el mismo déficit fiscal. (Vea el crecimiento del encaje remunerado en el post del párrafo anterior y lea sobre la política monetaria y bancaria de Alfonsín en el paper citado en el primer párrafo.)

TCCMarzo12.jpg

Aclaración: Los valores de la fila A expresan millones de dólares. Los de las filas B a D, millones de pesos.

La tabla muestra la evolución del tipo de cambio de conversión en los últimos tres años. A fines de 2009, con un tipo de cambio de 3.56 pesos por dólar, muy cercano al tipo de cambio único y libre que había entonces, el BCRA podía, llegada una emergencia, sacar de circulación o cancelar todos sus pasivos (monetarios y no monetarios; base monetaria y deuda cuasi-fiscal). En consecuencia, era muy improbable una corrida cambiaria; el mercado no corre contra una moneda que el banco central puede defender fácilmente. Hace un año, la situación había cambiado mucho. El TCC había saltado a 4.90, bien por encima del tipo de cambio spot, que seguía siendo único y libre y que rondaba 4 pesos por dólar. Esto significa que para retirar todos sus pasivos el BCRA necesitaba devaluar el peso más de un 20%.

En la actualidad, según recientes estadísticas del BCRA, para retirar todos sus pasivos el Banco Central necesita un tipo de cambio, que ha dejado de ser único y libre (hay mercado doble, oficial y marginal), de 6.76 pesos por dólar. Dicho en otros términos, en caso de una emergencia, el tipo de cambio marginal, negro, paralelo o libre, tendería a elevarse un 44% con respecto al tipo marginal actual (4.71 pesos por dólar). Tal desarrollo agrandaría la brecha entre el marginal y el oficial de un 8% en la actualidad a un 55% (el tipo de cambio oficial es 4.36 pesos por dólar). Hasta donde yo sé, no hay gobierno que aguante una brecha tan grande. Tarde o temprano, el BCRA se vería forzado a devaluar para aproximar el tipo oficial al marginal. (Sobre la larga y variadísima historia del control cambiario argentino, vea El Control de Cambios en la Argentina.)

El tipo de cambio de conversión es una variable sin mucha prensa, tal como era la prima de riesgo-país hace unos quince años. El mercado no lo conoce por su nombre pero sabe perfectamente de qué se trata. La noción del TCC está gravada a fuego en la mente de los inversores argentinos. Todas las semanas calculan el cociente entre los pasivos totales (base monetaria + Lebacs + Nobacs + Pases pasivos) y las reservas intern’les, o entre parte de dichos pasivos (base monetaria + Lebacs, por ejemplo) y las reservas. Cada uno elige el cociente que le parece más adecuado para la coyuntura del país, y en función del mismo toma sus decisiones de cartera. Yo me inclino por TCC4, que aparece en rojo en la tabla.

La última columna muestra una aproximación al cuadro de situación que resultaría si el Gobierno decidiera tomar 5000 millones de las reservas intern’les, emitir moneda nacional en cantidad equivalente, o practicar una mezcla de ambas políticas. Mi ejemplo no es antojadizo. Refleja la pretensión del Gobierno. En este caso, el TCC se elevaría a 7.57 pesos por dólar y se armaría el escenario de una potencial maxi-devaluación.

En dos palabras, el proyecto de reforma de la Carta Orgánica del BCRA es, en cuanto a la eliminación del límite a la emisión de moneda, un simple blanqueo que viene a darle forma jurídica a una situación de creciente cautiverio del banco central. Pero en cuanto a la reforma bancaria en sí misma, es una muy mala noticia.

23 Comments »

  1. Jorge, tus números son claros como el agua, me parece que no tuviste en cuenta una sola cosa: La tremenda perversidad y ceguera ideológica de este gobierno que es capaz de casi cualquier cosa con tal de cumplir "sus objetivos", que como en toda dictadura que se precie no es otro que la perpetuación en el poder.

    Comment by Miguel — Marzo 13, 2012 @ 8:37 pm

  2. Muy buena la explicación Dr., yo creería que con menos poder político, ya tendrian que haber devaluado, o invirtiendo el razonamiento: Una medida del poder político de Cristina es que aún no hubo devaluación, Alfonsín ó De la rúa creo, no hubieran llegado hasta acá. De todos modos no logro imaginarme como sigue la película, pues según su analisis, esta "reforma" aceleraría (acercaría en el tiempo) la devaluación. Creo que los próximos 3/6 meses van a ser claves. También sería interesante mostrar que las reservas se mantuvieron por que EL CAMPO con su flujo de ingreso de divisas mas ó menos igualó al drenaje de la huída de capitales y por tanto el stock de reserva es aprox cte. Si no hubiera habido "drenaje" entonces estaríamos como en USS 100000 Millones y otra sería la historia… pero claro el drenaje proviene de la incertidumbre de los agentes económicos y tenemos un GENERADOR HIPER EFICIENTE de incertidumbre que es G.M. (No hablo de General Motors). Respetuosos Saludos Gerardo C.

    Comment by Gerardo — Marzo 14, 2012 @ 12:50 pm

  3. Jorge, te puedo asegurar que cuando leí que "La segunda reforma apunta a centralizar o nacionalizar los depósitos bancarios", me puse inquieto porque al mismo tiempo me acordé de la (por suerte) fallida estatización de la banca peruana que pretendió llevar a cabo Alan García en 1987 durante su primer gobierno. ¿Será el mismo caso que en Perú lo que ocurrirá?

    Andrés: No lo sé.

    Comment by Andrés — Marzo 14, 2012 @ 1:11 pm

  4. Dr Avila. Excelente articulo como siempre. Le quería hacer 3 comentarios. Primero: A qué se refiere con que la segunda reforma apunta a nacionalizar los depósitos y con ello controlar la tasa de interés? Disculpe mi falta de conocimiento económico pero es para entender cómo se articula este control de tasas. Segundo: Como tengo 36 años casi no viví el mundo con un dólar paralelo. De qué depende la brecha del paralelo? Lo que no entiendo es por qué esta tan bajo con tantos controles al acceso. Tercero: Le quería agradecer: Hace dos días escuche a Gonzalez Fraga en un programa de televisión. Él dijo que algunos economistas siguen los libros del 70 de Friedman para explicar la inflación y que en la Argentina no depende de la emisión del BCRA sino de un tema de demanda y oferta. Dijo que Moreno es la causa al bajar la oferta de bienes con trabas a las importaciones. Al principio me convenció, pero después recordé que Ud comentó en posts anteriores que las trabas generan un aumento/ajuste de precios pero no inflación propiamente dicho. Saludos

    Pablo: 1) Los gobiernos que nacionalizan la banca tienen la ilusión de manejar a su antojo la tasa de interés. Es una percepción errada y sin base económica. Piensan torpemente que al establecer el encaje sobre los depósitos en un 100% o nivel cercano, tendrán la capacidad de "direccionar" el crédito y fijar su costo. Ciertamente lo direccionan, hacia los amigos y grupos de poder, y se lo cobran barato, casi siempre por debajo de la tasa de inflación, pero el sistema se desmonetiza, pierde depósitos y los bancos se convierten en ministerios. Y cuando la emisión monetaria es excesiva, termina en una explosión. 2) Sobre la relación entre los tipos de cambio oficial y paralelo, por favor, leé el libro El Control de Cambios, donde creo que está bien explicado.

    Comment by Pablo Sovran — Marzo 14, 2012 @ 2:30 pm

  5. Dr. Avila, en Agosto del año pasado había hecho una proyección de tipo de cambio entre el peso argentino y el dólar utilizando las curvas de rendimiento de los bonos (yield curves) de ambos países, utilizando el supuesto de paridad de tasas de interés y arbitraje en el mercado de bonos. En su momento, el tipo de cambio para Agosto de este año me daba cercado a los 4,58 (AR/USD). En base a los números que usted publica me temo que a medida que se avance sobre el BCRA el mercado debería desprenderse rápidamente de los bonos en pesos, lo cual contribuiría a incrementar la percepción de riesgo sobre la economía argentina. Entiendo que a esta altura esto tendría un impacto marginal, pero impacto al fin. En esta línea, creo que esta avanzada sobre el BCRA es otro paso mas hacia la completa estatización de la economía argentina. Y a esta altura disiento con muchos economistas (a quienes tengo mucho respeto) que dicen que no ven ninguna situación de crisis en el corto plazo. Creo que hay comportamientos intempestivos y súbitos que pueden producir un proceso de rápido deterioro de la economía y adelantar un episodio de crisis, que en mi opinión es inevitable.

    Comment by Mariano M. — Marzo 14, 2012 @ 5:01 pm

  6. ¨No podemos seguir casados con que la inflación tiene orígenes monetarios¨ Esto dijo la presidenta del banco central, tendra idea de lo que dice?

    Ale: Sigue siendo una buena desarrollista de la década de 1970. Pero es la presidenta del BCRA, el primer cargo monetario y financiero de la Argentina.

    Comment by Ale — Marzo 14, 2012 @ 8:02 pm

  7. Dr. Avila, se conoce como están conformadas las Reservas Internacionales? Gracias.

    Jorge R: No sé qué hay adentro. Puede estar el encaje sobre los depósitos en dólares, por ejemplo, que no debería estar. Pueden estar los préstamos del BIS; aquí no habría problema, pues los dólares estarían disponibles para sostener el peso en una crisis.

    Comment by Jorge Reato — Marzo 15, 2012 @ 10:07 am

  8. El famoso “modelo” empezó a hacer agua por todos lados, y es lógico, ya que le llaman modelo a un montón de parches que pusieron en los 8 años de gobierno. El gobierno K nunca tuvo gestión. Creo que las bombas de tiempo que Néstor y Cristina sembraron en los últimos 8 años, están empezando a estallar. La modificación de la Carta Orgánica del BCRA solo servirá para que la puedan estirar un poco mas. El kirchnerismo empieza a ir a detrás de los acontecimientos. La agenda se la marca la cruda realidad. La falta de dólares, y el extraordinario nivel del gasto público es una mezcla muy difícil de administrar. Tenga en cuenta que el kirchnerismo siempre gobernó con recursos extraordinarios, tanto en Santa Cruz en los 90, como en el gobierno nacional en los 2000. Esta gente no sabe gobernar con recursos escasos, y para peor son una banda de incompetentes.

    Comment by Hernán A. — Marzo 15, 2012 @ 6:57 pm

  9. Estimado Dr. Ávila. Ud. no deja de sorprendernos con sus conocimientos y su crudeza analítica para entender los desaguisados de los gobiernos populistas resentidos con el Mercado Libre. La modificación de la Carta Orgánica del BCRA es otro (¿habrá más?). La eliminación de la relación entre reservas internacionales y base monetaria derriba la última barrera para que el Gobierno se apropie de las reservas para cubrir el gigantesco déficit fiscal con las serias consecuencias devaluatorias. Un dato importante para los desmemoriados. El BCRA fue creado el 21/3/1935 por CUARENTA AÑOS. Debía fenecer el 21/3/1975. Al fascismo populista estatista le convenía seguir con este organismo nefasto para la economía argentina. Aparte de la adopción perpetua del papel moneda y el abandono de toda conversión del circulante a oro metálico, la ley le permitió IMPRIMIR BILLETES. Fue la inauguración del festival de la dilapidación. El gasto fiscal y la Inflación que no dejan de crecer. Si se repasa el gasto fiscal desde 1910 hasta 1935, el mismo oscilaba entre el 10-14% del PBI. Desde 1935 hasta hoy crece a 45° representando en la actualidad mas del 40% del PBI. ¿No estima Ud. que la causa de esta debacle es la creación del BCRA, como “la maquinita de imprimir billetes” para financiar los gastos de un ESTADO cada vez más gigantesco y dilapidador? Otra falacia que se repite y que parece que los incrédulos gobernantes no lo entienden, es que el BCRA es depositario de las reservas. Estas NO le pertenecen el Gobierno Nacional y menos al BCRA. Le pertenecen A TODO EL PUEBLO ARGENTINO. Esto es muy serio. El Gobierno Nacional ha usado y ahora abusa el BCRA como fuente de financiación para con sus gastos. ¿No estima que TAMBIEN LE CORRESPONDE A LAS PROVINCIAS? ¿Si las Provincias no pueden usarlas es justo denominarlas “Reserva Nacional”? Sinceramente ¿no cree que el BCRA es un organismo que no le sirve al pueblo argentino sino a los gobernantes de turno y que su cierre sería beneficioso para la economía? Saludos

    Martín T: 1) Por cierto, sin financiamiento inflacionario el gasto público sería más bajo. 2) Las reservas intern’les no pertenecen a la Nación ni a las provincias sino a los tenedores de la moneda nacional. 3) Así es, el BCRA no le sirve al pueblo argentino. Propongo demolerlo, construir en su sitio una plaza y colocar en ella un monolito con un bronce que diga: "Aquí funcionó el BCRA, la mayor usina de inestabilidad económica y de inequidad social de la historia argentina".

    Comment by Martin T. — Marzo 16, 2012 @ 10:36 pm

  10. De acuerdo al comentario de JorgeR, del balance del Central (que cuesta bastante entender) se desprende que de los USD 46.8MM de reservas en el BCRA (marzo 2012), USD 6.8MM son reservas del sistema financiero y unos USD 4.7MM corresponden a swaps con organismos internacionales (tales como el BIS y el Bco. de Francia). Cuando se limpian las reservas de estos pasivos en USD el TCC para marzo de 2012 queda en torno a 7.8 (excluyendo encajes bancarios en USD) y 8.8 (excluyendo, además, swaps cambiarios). Por como viene la macro, la reforma parecía cantada. Ahora me encantaría saber cuál será el proceso técnico mediante el cual establecerán el nivel óptimo de reservas. Saludos Jorge, me alegra leerlo nuevamente!

    Federico: Si te referís al nivel óptimo del que habla el gobierno, deberías preguntarle a Marcó del Pont. No creo ni vos ni yo lleguemos a entender la respuesta.

    Comment by Federico — Marzo 17, 2012 @ 8:56 am

  11. Cuánto aguanta esto Dr Avila? Digo, lo de las devaluaciones nominales del verde muy por debajo de la apreciación real del Peso vía Inflación, una especie de Tablita K. Piense que ya no alcanza ni la soja a 500 dólares ni la revaluación del Real. Ud. sabe mejor que nadie que deflacionar los precios es imposible y la conflictividad social que generaría hacer la Gran López Murphi no tiene nombre. Para devaluar, no tienen lo que hay que tener… Cuánto tiempo demandará la Fatal Devaluación?

    Ernesto: Es una cuestión mayormente fiscal, de fondos. No tengo los datos para darte una respuesta.

    Comment by Ernesto — Marzo 18, 2012 @ 11:26 am

  12. Estimado Jorge, como siempre tu artíulo sobre la reforma del Banco Central resulta sumamente claro. No caben dudas de la necesidad del gobierno de crear reglas de juego acorde a sus necesidades, basadas ahora en una definición de cuál es la cantidad de reservas que necesita la economía. Pero en el fondo no es más que un control a partir del déficit fiscal que no permite, que a través de la situación financiera, obtener los fondos necearios para pagar los compromisos externos. Asimismo la normativa, con un contenido fuertemente discrecional, busca canalizar prétamos en sectores que ellos cosideran significativos. Estan evitado entrar en desequilibrios en la cuenta corriente del Balance de Pagos y asegurarse el pago externo con emisión, como también mantener el consumo interno y la inversión en base a una dicriminación del crédito. Como sintesis es la reación ante desequilibrios que se pueden presentar, procupantes,que pueden afectar a la larga la gobernabilidad cuando el cosumo, variable fundamental para el gobierno, empiece crecer menos y hasta que pueda caer por el comportamiento inflacionario. Como medidas complementarias en este contexto, adquieren relevancia el control de las importaciones para aumentar el superávit de la balanza comercial, a la transferencias de utilidades y a la compra de divisas por parte de particulares. De está manera estiman que podrían controlar el tipo de cambio y que la devaluación se produzca más adelante en un contexto más propicio. Todo esto, como tú lo has dicho forma parte de una experiencia que no deja buenos recuerdos para nuestro país. Saludos. Guillermo N. Toranzos Torino

    Comment by Guillermo N. Toranzos Torino — Marzo 19, 2012 @ 9:59 am

  13. Jorge, A veces me cuesta creer el nivel de "analfabetismo" de los economistas argentinos. Lei que la presidente del BCRA dijo que la emision no genera inflacion. Creo que Argentina es el unico pais del mundo en el que se discute si la inflacion es un fenomeno monetario. Por que es así? Creo que hay posibles explicaciones: 1- Se asocia lo monetario con la derecha y el liberalismo, 2- Se confunde la economia monetaria con las finanzas, 3- No hay suficiente materia gris para entender un fenomeno complejo. En cualquier caso, es pura ignorancia. Si crees que hay otra razon o razones, te pediria que pongas un poco de luz en el asunto. Saludos

    Isidoro: Me parece una buena explicación. Aunque los economistas profesionales (profesores y consultores) saben que la inflación es un fenómeno monetario en todo tiempo y en todo lugar.

    Comment by Isidoro Guida — Marzo 31, 2012 @ 11:05 am

  14. Jorge: por qué para definir el TCC usás "pases pasivos" y no "pases netos"? No sería esta última una mejor opción?

    Willy: Por costumbre; porque generalmente los pases activos no son importantes.

    Comment by Willy — Mayo 2, 2012 @ 12:55 pm

  15. Jorge: otra pregunta: en el balance del BCRA del 7 de marzo de este año figuran 103.972.313,00 como Títulos públicos emitidos por el BCRA. Te pregunto: ¿Ese total no debería ser el mismo de lo que vos considerás como NOBAC + LEBAC?

    Willy: La fecha del balance que consulté para el post es 12, y no 7, de marzo. Dicho esto, si incluyeras los pases pasivos, el monto tendría que coincidir.

    Comment by Willy — Mayo 2, 2012 @ 1:09 pm

  16. Jorge: respecto de tu respuesta a mi comentario posterior (el nº15) vuelvo a pedirte perdón por mi insistenciapero estuve reviendo los balances semanales publicados por el BCRA y los más cercanos al 12-03-2012 (que vos citás) son los del 07-03-2012 y del 15-03-2012. En ambas fechas (si no he mirado mal) el total de pasivos por Títulos públicos emitidos por el BCRA parece ser 103.972.313,00 y 99.866.855,00 respectivamente. Por eso te vuelvo a preguntar ¿Ese total no debería ser el mismo que el que que vos considerás como NOBAC + LEBAC?

    Willy: En mi respuesta anterior cometí un error. La fecha del balance del BCRA que yo consulté es 2 de marzo, y no 12. La suma de Lebacs, Nobacs y pases pasivos es 100.888 millones (mirá la tabla del post). El stock de deuda cuasi-fiscal es muy parecido al del 15 de marzo que vos citás.

    Comment by Willy — Mayo 2, 2012 @ 4:16 pm

  17. Jorge: por si no llegara a quedar claro lo que quiero decir con "pases activos" y "pases pasivos" es lo que figura en el balance del BCRA como "DERECHOS POR OPERACIONES DE PASES" y " OBLIGACIONES POR OPERACIONES DE PASE", respectivamente.

    Willy: ¿Cuál es tu problema? En el post tenés la idea y los conceptos clave. Hacé tu propio cálculo con la información que conseguiste y los ajustes que creas más convenientes en vista de estos comentarios. Creo que llegarás, de todas maneras, a resultados sugestivos.

    Comment by Willy — Mayo 2, 2012 @ 5:15 pm

  18. Jorge: ¿de dónde se puede obtener la información sobre la "posición neta de pases del BCRA? ¿Está publicada en el sitio web del propio Banco central? Desde ya, mil gracias.

    Mike: Abajo te digo todo lo que puedo decirte sin pasarte una factura de honorarios.

    Comment by Mike — Mayo 8, 2012 @ 9:44 am

  19. Otra pregunta Jorge: dados los datos de la realidad, si tomo la "posición neta de pases" para calcular tu TCC ¿me debería dar un número semejante a que si tomo solamente "pases" pasivos?

    Mike: Si los pases activos fueran insignificantes, la respuesta es afirmativa.

    Comment by Mike — Mayo 8, 2012 @ 9:55 am

  20. Jorge: una sola pregunta más (en el mismo sentido que las anteriores): en el Balance Semanal que publica el BCRA en su sitio web (http://www.bcra.gov.ar/pdfs/contad/Serieanual.xls) ¿en qué ítem (o ítems) se encontrarían reflejados los pases pasivos tomados para el cálculo del TCC?

    Mike: Tomé la información para preparar el post de esta página web: http://www.bcra.gov.ar/pdfs/polmon/infomondiae.pdf

    Comment by Mike — Mayo 8, 2012 @ 10:22 am

  21. Estimado Jorge: Mi nombre es Alan Astorga y en estos momentos estoy preparando mi tesina de grado para la licenciatura en economía en torno a una comparación entre el modelo de nacionalización de depósitos, crédito dirigido, etc. del 45-55, su relación con el modelo de encaje 100% de Allais vs. el período posterior desde la Libertadora a la Junta Militar previa al peronismo del 73, donde se retorno al encaje fraccionario lentamente. Así mismo, la idea del trabajo es concluir que, asumiendo la existencia y necesidad de un banco central y sin cuestionar su institución, el mejor modelo que podría haberse llevado a cabo es el de encaje 100% a lo Simons. Por este motivo, le escribo suponiendo que podrá recomendarme bibliografía especializada en ese período y/o especializada tanto en el modelo de Allais, como en el de Simons. Como asi también alguna consistente con la justificación de encaje fraccional. Disculpe el atrevimiento, le agradezco el esfuerzo que pone en vuestro blog. Saludos cordiales Alan Astorga

    Alan: En el paper que sigue encontrarás un anarración analítica de las principales crisis monetarias y bancarias ocurridas en Argentina desde 1982. La nacionalización de los depósitos está tratada. Así como la comparación entre distintos sistemas bancarios, uno de los cuales es el de la banca central. La lista de referencias al final del paper es la más completa bobliografía que conozco sobre estos temas. ¡Suerte! "Intern’lización Monetaria y Bancaria." Doc. de Trabajo Nº 285, UCEMA, dic. de 2004; http://ideas.repec.org/p/cem/doctra/285.html. En El Control de Cambios hay referencias a la reformas bancarias de 1946, 1955 y 1976.

    Comment by Alan Astorga — Agosto 22, 2012 @ 10:13 am

  22. Estimado Dr. Avila, muchas gracias por su aporte. Saludos Alan. PD: No estaba al tanto de la "temporalidad" en la creación el BCRA como comenta uno de los comentarios que dejaron en el post. Eso figura en la ley? como es que se perpetuó en el tiempo?

    Alan: El impuesto a las ganancias (réditos) fue cedido temporalmente a la Nación hace 80 años. Sigue en poder de la Nación. Inflacionar, centralizar, cerrar la economía y subsidiar es tan fácil que lleva a los kirchneristas a creerse genios benévolos en un mundo de ignorantes malévolos. Lo difícil es desinflacionar, descentralizar, abrir la economía y recortar subsidios, es decir, construir. El kirchnerismo piensa que lo que nosotros llamamos construir es, en realidad, destruir. Tienen un incorregible problema de formateo conceptual.

    Comment by Alan — Agosto 29, 2012 @ 2:11 pm

  23. Jorge, buenas, sería bueno que publiques una actualización de este análisis, que fue muy útil. Sdos.

    Comment by Gabriel — Agosto 8, 2013 @ 8:35 pm

RSS feed for comments on this post.

Leave a comment

Powered by WordPress. Implementado por DigiKol