La Argentina es el problema. El mundo es la solución.

June 20, 2013

Menem corrupto comprobado

Filed under: Cotidiana — Jorge Avila @ 7:40 pm

La Cámara de Casación condenó a siete años de prisión a Carlos Menem, ex-presidente de la Nación y autor de la reforma económica más ambiciosa llevada a cabo en nuestro país en un siglo. Menem no ha sido condenado por mala administración o por errores de política exterior, sino por corrupción lisa y llana en una causa de contrabando de armas.

Durante años, la incertidumbre sobre la culpa de Menem en hechos de corrupción fue un motivo de incomodidad para mí. Su culpabilidad no estaba probada en forma concluyente. Cada vez que defendía sus logros en materia económica y exterior debía reconocer el "halo" de corrupción que caracterizó a su gobierno, sea como respuesta a las críticas de sus detractores o como atención al sentimiento de fraude moral que experimentaban sus seguidores. Mi situación era incómoda porque para la opinión pública, el periodismo y muchos dirigentes la condición de corrupto de Menem era cosa juzgada. Saludo, entonces, la sentencia judicial. La verdad ayuda a simplificar la vida.

La presidencia de Menem fue la mejor en un siglo y su conducta como ex-presidente ha sido lamentable. Su presidencia fue la mejor porque hizo reformas muy necesarias y porque las presidencias que se sucedieron a lo largo del siglo pasado –aquéllas con las que comparo la suya– fueron malas, truncas o  mediocres en el mejor de los casos. Su "post-presidencia" ha sido deplorable porque en vez de liderar la defensa de lo bueno que se hizo en la década del 90 y de proponerle al pueblo que lo ungió dos veces presidente de la República las formas de corregir lo malo, Menem ha preferido callarse y hasta aliarse con el kirchnerismo por conveniencia personal.

La semana pasada asistí a una cena de viejos menemistas. Me sorprendió vivamente encontrar muchos conocidos que a pesar del tremendo desprestigio del gobierno menemista, rescatan lo bueno que se hizo en los 90. No escondí en la ocasión lo que pienso sobre el comportamiento de Menem como ex-presidente. Cuidando las palabras, me respondieron que hay que ponerse en sus zapatos, que fue diabolizado, que nadie lo saluda en el Senado.

Acepto los argumentos de los viejos menemistas pero no los comparto. Esperaba de Menem que defendiera sus convicciones, que se comportara como un líder, que iluminara el camino de una parte apreciable de la sociedad argentina que necesita guía intelectual y política. En vez de un líder, el ex-presidente demostró ser un oportunista. Todo gran político necesita una cuota de oportunismo; sin embargo, el oportunismo no debería ser el rasgo dominante de su conducta en el ocaso de la vida.

¡Feliz día de la bandera! Recordemos el ejemplo de Belgrano.

29 Comments »

  1. Antes que nada, quiero aclarar que no soy menemista. Recuerdo muy bien que la fama de corrupto a Menem le fue impuesta desde el radicalismo. Alfonsín había planeado fomentar que Menem era corrupto, dado que en lo económico no se lo podía atacar en serio, y para que la dupla De La Rúa-Chacho Alvarez tuviera chances de ganar las elecciones, luego de su desastrozo gobierno, dió la orden a los radicales para que cada funcionario de Menem, y Menem mismo, recibiera una denuncia o varias de corrupción ante un Juez, cosa que hicieron los radicales de la época. Luego los K usaron su manejo de los jueces para aprovecharse de esas denuncias y llevarlas a cualquier puerto, de acuerdo al objetivo politico del momento. Con esto no pretendo decir que Menem no es corrupto, sino que quiero aclarar cosas que ocurrieron debido en gran parte, a que nunca tuvimos una justicia realmente creíble en el país. Mi visión del tema es que Menem, Alfonsin y los K, todos fueron corruptos en el sentido de apropiarse de dineros del estado y eso se debe a que no tenemos justicia desde inicios del siglo XX…

    Comment by eduardo — June 21, 2013 @ 4:02 pm

  2. La condena es por contrabando, un delito inconstitucional (es decir, un falso delito) que según la información que reuní en Argentina fue creado por la última dictadura, en 1981, como parte del Código Aduanero, también inventado en esa ocasión. Sí analizamos los artículos 14 y 28 de nuestra Constitución en lo que se refiere a comercio llegamos a la conclusión de que el contrabando como delito no puede existir en la República Argentina. Hay quienes argumentan que aún si ignoráramos la Constitución, por definición de contrabando un Presidente nunca puede cometer contrabando porque el Presidente es quien administra la Aduana. Este último argumento, sin embargo, es caer en una trampa: lo que más nos debería importar es que se respete la Constitución, porque una sentencia de prisión inconstitucional es un simple secuestro, y eso sí que es un crimen.

    Comment by Spock — June 22, 2013 @ 4:43 am

  3. Las oportunidades de corrupción son directamente proporcionales a la discrecionalidad de los funcionarios. Si el objetivo era la corrupción, las reformas que se llevaron a cabo en los 90 iban exactamente en el sentido contrario. Voy a terminar creyendo que, como ladrón, Menem era un incompetente.

    Comment by Louis Cyphre — June 22, 2013 @ 5:22 pm

  4. Menem padeció lo que padecen todos quienes piensan que el aparato peronista puede ser herramienta para hacer las transformaciones que el país necesita: en el primer acto se creen muy hábiles usando al aparato, y en el tercero se dan cuenta de que el aparato los estuvo usando todo el tiempo a ellos (salvo Cavallo, pobre, que todavía no se dio cuenta). En el primer gobierno hizo los cambios que sacaron al país del desastre alfonsinista (hubiera sido imposible un festín caníbal kirchnerista a continuación de la destrucción de Alfonsín), y en el segundo terminó fumándose al país para alimentar al aparato de la provincia y a Duhalde, que finalmente no sólo quebraron la provincia y el país sino que dieron el golpe, lo metieron en cana, y lo redujeron a la servidumbre. [Y con todo lo vivido hoy vemos gente que piensa que Scioli y Massa pueden ser ‘lo nuevo’. Ay país querido.] Las armas argentinas usadas por Croacia contra Milosevic deben haber sido las primeras usadas con justicia en muchas décadas. Si el procedimiento fue turbio será porque el peronismo es turbio y sólo hace las cosas con peaje; me parece que la corrupción no era el objetivo mismo (el ‘proyecto’) de la cabeza, como lo es con los Kirchner.

    Comment by Ignacio — June 22, 2013 @ 9:32 pm

  5. Respecto a su ultima oración sobre la bandera, yo me pregunta que simboliza realmente la bandera? Seguramente no es la constitución, ni el concepto de democracia por que si fuera así no sé que festejó este Gobierno en Rosario. Para mi el concepto de la bandera es tan ambiguo y general que no sirve para nada.

    Comment by Juan — June 23, 2013 @ 12:49 am

  6. Dr. Jorge: La adolescencia politica Argentina no tiene fin. Buscamos una salida facil, magica, un salvador. Ahora es Massa. Pero fijese ud. la lista: con de Mendiguren y Moyano. Mas populismo. Mas o peor de lo mismo.Las encuestas son, asi lo creo, lo mas perverso a la democracia. Se rodea a alguien que "mide", no por lo que es, por lo que piensa o un plan de gobierno. Estamos mal. Y vamos peor.

    Comment by Nestor — June 23, 2013 @ 7:41 pm

  7. Me parece que la trayectoria política de Menem refleja al oportunismo como una constante de su carrera. Creo que las reformas que impulsó en los 90 fueron una necesidad imperiosa y así las entendió él. Antes y después, su conducta política mostró una predisposición a adaptarse a lo que más le conviniese, sin aferrarse a principios ni convicciones.

    Comment by Rodrigo — June 24, 2013 @ 10:20 am

  8. Jorge: Coincido con vos en que Menem fue el mejor presidente del siglo o por lo menos de los últimos 80 o 90 años. No puedo coincidir en tu apreciación sobre su comportamiento posterior. Perseguido políticamente por tirios y troyanos, encarcelado a poco de terminar su mandato por el rejunte de incompetencia y maldad que fue la Alianza y acorralado por el kichnerismo. Ojalá se hubiese comportado como un mártir, pero no podemos exigírselo. Yo lo tomo como una víctima más en defensa de la Libertad. No se si fue o no corrupto, nunca nadie ha podido aportar una prueba fehaciente de ello, esta condena tampoco lo es.

    Comment by Miguel — June 24, 2013 @ 1:11 pm

  9. A Mi también me decepcionó MENEM. Tal vez esperaba de el , mas allá del tema de las armas, una conducta con otra profundidad ETICA. Tal vez le estaba asignando un valor "imaginario", pues solo con ver como se comportó en lo personal, hijo/s naturales, divorcio, Boloccos ETC. estaba bastante claro qué tipo de persona es. Lo lamento mucho por Argentina.

    Comment by Gerardo — June 24, 2013 @ 1:49 pm

  10. Menem comparado con los Kirchner es un vulgar carterista, un ladrón de gallinas. En toda la historia Argentina, nadie robo tanto como Néstor. En el afano de la guita del Estado, desconozco quien pueda superar al santacruceño.

    Comment by Hernán A. — June 24, 2013 @ 6:27 pm

  11. Las dos personas mas inteligentes que reconozco en la política vernácula son: Domingo F. Cavallo y Maria Julia Alzogaray. Esta última dijo, siendo funcionaria, que Menem es "un intuitivo". Entiendo quiso decir exactamente: un pícaro, un oportunista. Un vivo, en el buen sentido de la palabra. Estoy muy de acuerdo. Ud., estimado JA, esta pidiendo a Menem algo para lo cual no esta hecho: Ser un martir por una Argentina libre. Eso es lo que Ud., y tambien yo, hubiesemos esperado, con pasión. Pero, hubiese sido un matadero innecesario. Lo que en la Argentina falta es DEBATE DE IDEAS. No hay en nuestro país ningun sector representativo de las ideas de libre mercado. Aquí no existe la derecha que prioriza el respeto a la propiedad privada y al desarrollo de los mercado no estatales. Macri, quien supuestamente representa esa opción es un triste reformista de las verdaderas ideas libertarias. Y en la medida que se acerque al poder sera más y más "convertible" a la centro izquierda, sencillamente, porque ellas son las ideas que imperan en el ideario del buen argento. Triste pero indudable. Es así, no le demos más vueltas a este asunto. Saludos.

    Esteban: Miguel y Ud. dicen que pido que Menem sea un mártir. Yo esperaba que estuviera a la altura de un gran expresidente. Que le prestara al país los servicios que la historia enseña que los grandes hombres prestan a sus países. Gobernó nada menos que 10 años y medio y durante este período el país le acordó los mayores honores. Creo que era su obligación política defender, aun desde la cárcel, la obra realizada, informar a la opinión pública que lo incorrecto era subsanable y estimular una corriente de seguidores de sus políticas libre-empresistas y pro-occidentales. Pero nos dejó "colgados de un pincel". Me informan que está sólo y muy deprimido. ¿No le hubiera ido mejor defendiendo su legado detrás de los barrotes?

    Comment by Esteban — June 24, 2013 @ 6:42 pm

  12. Algo no me cerró de la elección presidencial del 2003, donde Menem ganó y pusiero 2do. a Kirchner… alguién sabe realmente cómo hizo o con que amenazó Duhalde para que Menem estuviera tan seguro de perder la 2da. vuelta, al punto de no presentarse?… cómo se entiende ese borrarse despues de haber ganado?… realmente fue un misterio y nunca escuche una explicación adulta y racional del tema… a ver si alguién ayuda… SALUDOS

    Eduardo: Hay varias explicaciones, quizá concurrentes. Todas de buena fuente. a) Los resultados de las encuestas de intención de voto para la 2da. vuelta, que empezaron a circular ahí no más, arrojaban 70% para Kirchner y 30% para Menem; quizá menos aún para Menem. b) Para Menem era claro que Kirchner iba a gobernar con los montoneros. No quiso que el futuro gobierno montonero tuviera un aval popular tan grande. c) A medida que se conocían las encuestas, los gobernadores y los intendentes que lo habían apoyado en la 1ra. vuelta empezaron a inventar excusas para sacarle el apoyo y dárselo a Kirchner.

    Comment by eduardo — June 24, 2013 @ 9:07 pm

  13. Estimado Dr. Avila, comparto la idea general, no tanto la responsabilidad sobre Menem. Por lo menos entiendo que tiene muchos atenuantes que otros co-responsables no. En las elecciones del 2003 Menem sacó el 25% de los votos y Lopez Murphy el 18%. Un 43% de los argentinos quería seguir con las politicas de los 90, probablemente algo más prolijas que como habian sido llevadas por Menem. Seis meses despues, hablar de los 90 era ser vendepatria. La figura de Menem producia rechazo por las acusaciones de corrupción, pero el resto de los políticos de la derecha argentina ¿por que se escondieron? ¿por que nadie salió a defender las politicas de los 90? Los empresarios que habian invertido en la Argentina en esos años tambien se escondieron, salieron a chuparle las medias a Kirchner para salvar sus empresas y asi les fué. Me parece que achacarle todo a Menem es demasiado, despues de todo ya estaba más para el retiro que para seguir la lucha politica. Si algo debemos achacarle es no haber permitido surgir jovenes politicos que continuaran su tarea.

    Comment by Blas — June 25, 2013 @ 9:23 am

  14. Estimado Dr: Presidential Library, fue el concepto que vino a mi cabeza, cuando ud. hablaba de "LEGADO de un PRESIDENTE". Es para todos los presidentes en EEUU a partir de H. Hoover (1929-1933) el lugar físico que se asigna al legado de todos los expresidentes, sirve además de Archivo, para quién quiera consultar datos sobre alguna gestión. En nuestro país tenemos la manía (Y ME INCLUYO) de tratar de sepultar al presidente que ya ha cumplido su mandato, por que en general como ud. bien dice casi todas las presidencias han sido truncas e insatisfactorias. Tal vez hace falta que pase bastante tiempo para que entendamos el legado de un presidente. Los que defendemos ciertos logros de MENEM somos descalificados por quienes VALORAN sus yerros como mucho mas ostensibles. Yo lo voté 2 veces y considero ahora la reforma de la constitución como un gran error. En fin, estaría bueno, por que no como gesto de civilización y tolerancia que imitáramos esta costumbre de los americanos.

    Comment by Gerardo — June 25, 2013 @ 12:48 pm

  15. Se podía creer tantos en encuesta de intención de votos gobernando un Duhalde?… me suena muy poco creíble que con solo esos números del 70 y 30 % de intención de voto lo hicieran renunciar a Menem a presentarse… no parece una razón muy fuerte para evitar que un político argentino deje el poder y menos aún, luego de haber ganado una elección… no crees? En fin, me inclino a pensar que Menem se borró por algún tipo de apriete de parte de Duhalde que involucrara, por lo menos, algo realmente grave. Vaya misterio cuando no existe una real libertad de prensa y periodistas que la practiquen realmente…

    Eduardo: Me inclino a creer en las razones que te di. Anulando el Congreso de Lanús (la interna peronista que unificaría la candidatura del PJ), Duhalde sacó de la cancha a Menem, y lo hizo por resentimiento.

    Comment by eduardo — June 25, 2013 @ 2:55 pm

  16. Estimado Dr. Avila. Respondo a su contestacion a mi post 11. Ante todo, gracias por su atención. Mi replicación: Ud. atribuye a Menem algo que, honestamente, no es: Un cuadro de centro derecha, pro empresa y republicano. Para llegar a gobernar nuestro país hay que reunir dos condiciones: Tener SUERTE ( y la prueba actual es Massa, alguien que "se encuentra", de pronto, que esta en el lugar adecuado y en el momento adecuado ) y, en segundo lugar, lograr contener a la progresía local que, por su fortaleza en el ideario de la gente que habita nuestro país te destruye, al menos, en lo político. Este segundo punto es, en mi opinión, la máxima habilidad que le reconozco al Sr. y Sra. K. Volviendo al tema Menem, el no era un estadista, un preclaro, un creador de corrientes de opinión. Llego a la presidencia por cumplir cabalmente con el precepto 1 que le enumero. Pero nunca puede "convencer" a la ciudadanía de lo segundo sencillamente porque carece de las extraordinarias virtudes que serían necesarias para convencer a 40 millones de "pequeños burgueses que aman al che y a Cuba". Para terminar, a Ud. le leí ( lo hago siempre, es un gusto para mí) alguna vez que dijo que esto ( la idiosincracia extendida en nuestra ciudadanía ) se cambia mediante tiempo ó un cataclismo económico que nos empuje en la dirección adecuada. No estoy seguro que en mi vida alcance a ver tamaña odisea. Menem no puede empujar, el solo ( porque así lo dejaron hasta quienes fueron beneficiados por el ), tan pesada carreta. Cuando Ud. apareció en TV, me ilusioné. Y Ud. vivió en carne propia lo dificil que es remar contracorriente. Lo destrataban hasta los conductores de TV que lo invitaban. Se necesita alguien más que un Menem para debatir nuestras ideas en un país sesgado hacia el intervencionismo (proteccionismo) y, para colmo, que carece por completo del debate de ideas.Saludísimos.

    Esteban: Menem no era un estadista antes de 1989 ni tenía, en modo alguno, una historia pro-mercado, pro-república o pro-occidental, pero así puede caracterizarse a su larga presidencia. Esto es lo que debía defender.

    Comment by Esteban — June 25, 2013 @ 3:33 pm

  17. Gracias por la respuesta…quizás haya sido como afirmas. Curioso que no fuera un tema más debatido, despues de todo, nadie jamas se borró despues de haber ganado una elección, ni creo que vuelva a suceder en el futuro. Al parecer, nadie tiene otra versión ni posición al respecto. SALUDOS AL GRUPO

    Comment by eduardo — June 25, 2013 @ 7:56 pm

  18. Estimado DR Avila. Menem, se encontró con una situación muy peculiar y extraordinariamente direccionada en un único sentido. No le quedaba otra que hacer lo que hizo. Alfonsin le marcó el camino con sus inconsistencias.Los hombres son hijos de sus circunstancias. Pero, lo que Ud. no toma en debida consideración, en mi humilde opinión, es el grado de enfermedad tercermundista que hay en la mente de los argentinos. Aún con los buenos resultados de la segunda etapa de la gestión de Cavallo la gente no quería, como increiblemente no lo quiere tampoco ahora, ni privatizar, ni acuerdos con paises lideres, ni acciones de pacificación nacional, ni concesionar rutas, ni "contratos basura" como llamaban a los esfuerzos por conseguir liberalizar las condiciones de trabajo. Todo esto que le cuento lo vivimos Ud. y yo. La gente, en este país, extrañamente, tiene una mentalidad australopresbichiana (sic). Si me permite el término. En la Argentina no hay debate, sencillamente, porque falta un contendiente, la derecha. ¿ Que sector social, profesional, político, ONG salió a defender a las AFJP ?. Ninguno. Nadie. En ese contexto, Ud. le pide a un hombre, sin muchas luces, sexagenario, derrotado, que haga desde el llano lo que no pudo hacer en la cúspide del poder: Cambiar el ideario del ciudadano argentino. Es too much. Gracias por sus respuestas. Le envío un fuerte abrazo. Lo sigo con admiración.

    Comment by Esteban — June 25, 2013 @ 10:40 pm

  19. Recomiendo la columna de Martín Krause en La Nación de hoy. Para copiar, pegar, guardar en el disco y mandar a la lista completa de parientes, amigos y conocidos.

    Comment by Louis Cyphre — June 26, 2013 @ 12:57 pm

  20. Junto a Frondizi fueron los dos mejores presidentes de las últimas décadas. Con el "honestismo" en Argentina, apenas si podemos aspirar a presidentes discretos, honrados como Alfonsín o Illia pero sin grandes luces. Es curioso, pero hay muchos hombres que reivindican más al menemismo (la dupla Menem-Cavallo) que el propio Menem. Su mayor error fue haberse atado sine die a la convertibilidad: o iba a una dolarización total como Ecuador o debía liberar el tipo de cambio con disciplina fiscal. Fue un hombre frívolo, sin grandes luces ni veleidades intelectuales, ladri también, pero el único que hizo cambios reales y apreciables, algunos como en IED muy positivos. Tampoco se caracterizó por ser un gran republicano. La reforma del 94 fue su gran error. Debía aprender del PRI mexicano, dónde hay un mandatio y a su casa. En política exterior, más allá de sus excesos semánticos, también hizo un cambio grande y puso al país a jugar en las grandes ligas. Buscó, como Alfonsín, pacificar el país. Su comportamiento con este gobierno ha sido vergonzoso, sólo para mantener sus fueros e impedir las acción de la justicia se sometió y hasta alabó a estos jacobinos. En ese sentido, lo de Cavallo ha sido mucho más digno, ya que siempre se mantuvo en sus ideas y palabras pese a estar también jaqueado con causas judiciales. No me quiero imaginar el éxito que habría tenido la convertibilidad si en lugar del dólar fuerte de los 90 hubiéramos tenido este dólar débil y las tasas de interés por el piso como en todos estos años. Es curioso pero tanto Frndizi (pegado a sectores de la ultraderecha como ciertos carapintadas) como Menem ahora, viejo y dando pena en el congreso ante los infames, terminan sus días muy mal. Para volver a tener un gobierno como el de Menem y a una sociedad que banque ese proceso (con el ajuste que ello conlleva), el país necesita volver al cataclismo, como una híper o un brutal rodrigazo, como al que nos encaminamos. Sin ese escarmiento, el argentino medio está cómodo con este caldo espeso de decadencia y populismo ladriguevarista.

    Comment by Ernesto — June 26, 2013 @ 8:19 pm

  21. Me pregunto cómo puede ser considerado el mejor presidente en un siglo cuando creó un modelo - la convertibilidad- en esencia insostenible. Y estalló en 2001. Entiendo que generó estabilidad por casi 10 años, lo cual es fantástico. Pero era algo que no podía sostenerse (por cuestiones de productividad, de balanza comercial, lo que fuere). Sólo fue suficientemente inteligente como para que le explotara en la cara a otro. Y aun si hubiera roto esa paridad, siempre habría sido dolorosa. Saludos.

    Coki: ¿Querés decir que el patrón oro es, en esencia, también insostenible? Para hacer semejante afirmación hace falta ser un economista monetario. ¿Lo sos?

    Comment by Coki — June 29, 2013 @ 6:11 pm

  22. Con respecto al comentario 21, me permito hacer la siguiente reflexión. ¿Un plan economico debe perseguir la obtención de varios objetivos o solo uno: Mejorar la competitividad ? Digo esto porque, en un contexto competitivo, de paradigma capitalista y con una fuerte presencia del efecto social/comunicacional llamado globalizacion cualquier logro que no este acompañado con un incremento de la competitividad global de la economía irremediablemente caería en el tiempo por inconsistente. Lamento parecer reduccionista en esta reflexión, pero hace tiempo que me revolotea por la cabeza y no lograba introducir el debate en una calificada platea. El desafortunado post 25 me dio esa oportunidad. Por cierto, esa falacia la repiten muchos y, hasta, en claustros académicos. Cosas veredes, Sancho, que no crederes. A propósito, excelente su respuesta Dr Avila. Saludos.

    Esteban: El objetivo final y, en verdad, único de un plan económico es eliminar fuentes de incertidumbre y/o trabas regulatorias que inhiben la acumulación de capital y, de esta manera, estimular el aumento del stock de capital por hombre ocupado, la productividad y el ingreso por habitante. La Convertibilidad erradicó la inflación. Fue un plan monetario para solucionar un problema monetario como la inflación. Fue, entonces, un éxito. En paralelo a la Convertibilidad, el gobierno de Menem instrumentó desregulaciones a fin de aumentar la productividad de la economía argentina en general. Pero la Convertibilidad fue un plan monetario con el preciso objetivo de eliminar la inflación. Pudo o no venir acompañado por desregulaciones. A los efectos de que la estabilidad monetaria resultara duradera era condición necesaria que el gobierno fuera superavitario o pudiera renovar los vencimientos de la deuda pública. Durante el gobierno de la Alianza, debido a la coyuntura intern’l adversa y la incompetencia del gobierno, esa condición no pudo cumplirse. La Convertibilidad fue así reemplazada por la Inconvertibilidad, un sistema compatible con la emisión monetaria sin control, la devaluación y la inflación; proclive, además, a las regulaciones y las estatizaciones.

    Comment by Esteban — June 30, 2013 @ 3:10 pm

  23. Dr. Ávila, pienso que la sentencia judicial contra Menem debería servir de advertencia para los actuales ocupantes de la Casa Rosada. Mi deseo y el de muchos de nosotros es que una vez que dejen el poder terminen en prisión por todos los delitos que cometieron en ejercicio de la función pública. Peor aún es tener que escuchar que haya gente que defienda a estos delincuentes. Y hablo de personas con buena instrucción, no de aquellos que necesitan de un plan social para poder sobrevivir.

    Comment by Andrés — June 30, 2013 @ 4:37 pm

  24. Leyendo La Nación, en una nota en la que Menem dice que estamos en caída libre, me entero que en primera instancia Menem fue declarado inocente, y que en segunda instancia los jueces lo declararon culpable y le ordenaron al tribunal de primera instancia, que lo había declarado inocente, fijar la cantidad de años de prisión. En conclusión, los jueces que determinaron que es culpable no quisieron fijar la cantidad de años de prisión, y los que fijaron la cantidad de años de prisión consideran que es inocente.

    Spock: No me meta en argumentos de picapleitos. Déjeme que me atenga a datos duros y sepa que quien escribe defendió públicamente al gobierno menemista durante una década, sin haber sido funcionario menemista, ni recibido honores ni cobrado sueldos o jubilaciones de privilegio. La causa por contrabando de armas duró 18 años y finalmente la Cámara de Casación estableció para el expresidente una pena de 7 años. ¿Le parece apresurado y malintencionado mi proceder?

    Comment by Spock — July 3, 2013 @ 2:03 am

  25. Dr. Avila, no sabia que mi titulo era lo que hacia a mi comentario valido o no. Que raro alguien como ud. yendo directamente a la argumentacion ad hominem. Y, de hecho, si soy economista (no se si me calificaria como monetario). Ya estoy calificado para opinar? Aunque si creo que el patron oro no funciona, hay diferencias muy claras entre este y la dolarizacion. La principal, por supuesto, es que el dolar es emitido por un solo pais cuya productividad esta implicita en su valor. El oro tiene un precio internacional, por lo que es menos volatil a productividades relativas de cada pais. Mas alla de todo esto, creo que es un hecho que la convertibilidad no era sostenible concretamente en la Argentina. La balanza comercial no lo permitia y el crecimiento del endeudamiento para sostenerla es su mayor evidencia. Me gustaria que me explicara en que puntos me equivoco. Le mando mi diploma si lo necesita. Saludos.

    Coki: Estás equivocado, a pesar de tu título de economista. En el blog hay varios posts que explican el funcionamiento y la naturaleza del régimen de convertibilidad o patrón dólar, además de su esencial semejanza al patrón oro (desde el punto de vista de un país pequeño como el nuestro).

    Comment by Coki — July 3, 2013 @ 2:20 am

  26. si algo deja claro la facultad, es que un título no garantiza sentido común… lamentablemente.

    Eduardo: Le escuché decir a Milton Friedman que él conocía abogados, empresarios y físicos que tenían más criterio económico que algunos doctores en economía.

    Comment by eduardo — July 4, 2013 @ 1:10 pm

  27. Dr. Avila, Al menos respondi con datos y argumentos. Mi titulo de economista es irrelevante para mi, a menos que estemos hablando de si estoy habilitado o no para cursar un posgrado. No ver que la convertibilidad fue fantastica por un tiempo pero que fracaso, y que era previsible, es una de las razones por las que quienes estamos mas cerca del liberalismo desconfiamos de quienes estan mas cerca del menemismo. Saludos.

    Comment by Coki — July 5, 2013 @ 6:41 pm

  28. Creo que confunde mala administración con la administración en si. Lo que fracasó no fue la convertibilidad, pues esto es solamente 1 peso = 1 dolar. Usted comete la misma falacia argumentativa que los detractores de la estabilidad de hoy, lo que en realidad falló, fueron los políticos que la llevaron a cabo y no supieron hacer presupuestos sustentables, lo cual no tiene nada que ver con decir que 1 peso = 1 dolar o 10 ó 1.000 dolares.

    Comment by eduardo — July 7, 2013 @ 9:55 am

  29. Buenos días maestro: Es un placer leer materiales suyos, si bien nada tengo que ver en economía, me agrada ver y leer sobre el particular. Me deja asombrada y admirada su opinión sobre Carlos Menem, yo lo escuché decir que es simpatizante de Menem, pero veo que no lo empaña el fanatismo, estoy de acuerdo con usted, Menem fue un gran presidente, realizó cambios muy necesarios, pero su conducta como ex presidente deja mucho que decir, por varias razones, su principal error fue presentarse por tercera vez. Yo en lo personal eso es lo que opino. En cuanto a corrupción, (se lo digo al oído) Todos son más o menos parecidos. Prometen y prometen, hacen de la mentira una herramienta de trabajo y lo más normal del mundo es tomarlo con humor. Porque hacemos del voto un Boca-River. Un abrazo fuerte maestro!

    Comment by Bea — October 13, 2013 @ 11:03 am

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Leave a comment

Powered by WordPress. Implementado por DigiKol