La Argentina es el problema. El mundo es la solución.

diciembre 19, 2013

¡Es el gobierno, romántico!

Filed under: Miscelánea — Jorge Avila @ 7:53 pm

Todos los días, a eso de las 5 de la tarde, me corro hasta el Florida Garden a tomar un café en la barra. Adquirí esta costumbre en mis años de universitario en La Plata. Me gusta airearme unos minutos; me parece una costumbre productiva. De vuelta en mi oficina, veo más simple el problema que me ronda la cabeza.

Ayer no pude tomarme el café. El Florida Garden estaba cerrado al público. Les pregunté por qué motivo a unos mozos que parecían hacer guardia resignadamente en la puerta que da a la calle Paraguay. Me respondieron que no tenían luz desde las 3 y media de la mañana y que habían perdido las propinas del día. Para un mozo las propinas son parte importante del ingreso mensual.

Les pregunté a qué causa atribuían el desperfecto. El mayor de ellos me dijo que era el destino. Le respondí enfáticamente que no, que era el gobierno. Un mozo joven que estaba a su lado me miró extrañado. Sin pretenderlo, les di una lección de precios relativos.

Les informé que, en 2001, el café que sirven en la barra costaba $1,20 y que hoy cuesta $14. Un aumento de 1067%.

Les dije que si el sueldo de ellos aumentó como el promedio del sector privado, entonces, hoy ganan un 864% más que en 2001.

Les informé que el dólar paralelo ha aumentado un 900% desde 2001. Luego, les pregunté si sabían cuánto aumentaron las tarifas de energía desde 2001.

Tuve la impresión de que no lo sabían. Arriesgué que habrían aumentado no más de un 100%. Y les aclaré que no habían aumentado en línea con el costo de vida o el dólar porque el gobierno no lo había permitido. No quise hablar de populismo tarifario. Quería hablar de cosas concretas. Les dije que la brutal caída del precio relativo de la energía, por un lado, había elevado mucho la demanda porque ahora los consumidores tienden naturalmente al despilfarro y, por el otro, había limitado la oferta porque las empresas de electricidad y gas no han tenido incentivos para invertir. Les reconocí que las empresas privatizadas reciben subsidios del gobierno, sin los cuales no podrían pagar los sueldos del personal hace rato. Pero agregué que con subsidios, que son volubles como los favores, nadie en su sano juicio invierte un peso.

Estoy seguro de que o no entendieron lo que les dije o no me creyeron. Es posible que piensen que les hablé así porque debo ser un representante o asesor de una empresa eléctrica. La verdad es que les hablé por impulso, ya que no creo en la claridad de la opinión pública en materia de organización económica.

Hacia el final de su vida, el sabio James Buchanan estableció que el capitalismo florece cuando en un país se cumplen tres condiciones:

a) que una buena mayoría de sus habitantes confíe en sus propias fuerzas, es decir, que no se piense débil y busque la protección del cacique, el Estado o la Iglesia;

b) que una buena mayoría de sus habitantes sea honesta, es decir, que no observe un comportamiento oportunista, que cumpla la ley aun cuando la probabilidad de ser descubierto en infracción no sea muy alta, que pague lo pactado y no embrome a sus empleados o proveedores;

c) que una buena mayoría de sus habitantes no esté formada por tontos románticos en materia económica y cívica, es decir, por gente que cree que la inflación es un fenómeno atmosférico, que el libre comercio es un genocidio o la independencia de poderes, un prejuicio burgués.

El pueblo argentino no cumple esas condiciones. Buchanan sugería que se impulsara la enseñanza de Economía Política y de Educación Democrática en las escuelas. Valoro su opinión. Creo, sin embargo, que la enseñanza de estas asignaturas aumentaría las chances de cumplir la tercera condición, si bien en el largo plazo, y que no ejercería impacto alguno sobre las chances de mejorar el cumplimiento de las dos primeras condiciones. No obstante esta desalentadora visión, permítanme desearles una Feliz Navidad.

14 comentarios »

  1. Dr. Ávila, me ha pasado lo mismo que a usted en el momento en que he tratado de explicar con otras palabras lo que sucede con el transporte público. No lo quieren entender o no lo pueden entender, hay un estatismo que se hizo carne en gran parte de la sociedad. Pero ese no sería el problema. Luego de los recientes saqueos, creo que estamos a las puertas de un enfrentamiento entre dos sectores de la sociedad: aquellos que trabajan para sostener al modelo y aquellos que viven de las limosnas del Estado. Basta con fijarse en las redes sociales para darse cuenta de que estamos en un polvorín. ¿Ejemplos? Al mismo tiempo que varias personas se fotografiaban en las redes sociales con bienes saqueados, otros se dedicaban a escracharlos y a amenazarlos de muerte.

    Comment by Andrés — diciembre 19, 2013 @ 11:55 pm

  2. Genial, genial, genial son esas sutiles diferencias que no llego a poder verlas con tanta claridad, mi formación es otra, pero que bueno eso de: "Les reconocí que las empresas privatizadas reciben subsidios del gobierno, sin los cuales no podrían pagar los sueldos del personal hace rato. Pero agregué que con subsidios, que son volubles como los favores, nadie en su sano juicio invierte un peso." De incapacidad nadie habla, eso seria interesante que lo asuman. FELIZ NAVIDAD Y AÑO NUEVO!!! a pesar de todo.

    Comment by Alejandro Martinez — diciembre 20, 2013 @ 10:46 am

  3. Esto salió hoy en el Cronista: http://www.cronista.com/economiapolitica/Las-tarifas-electricas-son-hasta-15-veces-mas-bajas-que-en-otros-paises-de-la-region-20131220-0072.html . Incluso gente con mayor formación profesional ven a la economía argentina en un "normal" devenir y consideran que todo lo que pasa es por razones conspirativas de los grandes grupos económicos. Estoy azorado de la opinión de personas que esperan el "golpe de mercado", mientras entienden que el gobierno es la víctima.

    Pablo: Gracias por el link. Escuché hablar esta mañana en la radio sobre el artículo del Cronista. Muy buen gráfico.

    Comment by pablo — diciembre 20, 2013 @ 11:17 am

  4. Hay una frase en inglés, atribuida a Benjamin Franklin, que creo que ayuda a comprender en parte lo que pasa en Argentina: When the people find that they can vote themselves money, that will herald the end of the republic. Le deseo una muy feliz Navidad y todo lo mejor para 2014.

    Louis: Gracias por la frase y por sus deseos de buenos augurios. 

    Comment by Louis Cyphre — diciembre 20, 2013 @ 5:20 pm

  5. Gracias por tus deseos y feliz navidad y año nuevo para ti también y los tuyos…

    Comment by eduardo — diciembre 20, 2013 @ 5:53 pm

  6. Doctor Avila. A mi me ocurrió algo parecido; una Cristinista que trabaja conmigo compartió una foto (por facebook) de una página oficialista no recuerdo muy bien lo que decía; pero exaltaba el pago de subsidios y la política de tarifas bajas; le contesté con un ejemplo de un taxi que en el 2000 salía 3 pesos y el colectivo 1 peso. Diez años después el colectivo 1.70 y el taxi 20$ (hoy sería 25$). La diferencia estaba en los subsidios, que pagamos nosotros, que recibían las empresas de colectivos y el perjuicio al taxista por la pérdida de clientes; ejemplo contundente porque cuando en la parada llegábamos a tres preferíamos el taxi al colectivo. Nunca recibí respuesta es mas siguió publicando tonterías de las páginas oficialistas. Hay gente que no quiere entender. Como diría Juan Carlos Altavista en el personaje Minguito "que se mueran en la ignorancia". Gracias y Felices Fiestas.

    Guillermo: Esa persona cree que está "haciendo la revolución". Las tarifas congeladas son un detalle menor de una gesta que considera histórica. Hay que bancar; les queda poco tiempo; se irán como inútiles, tanto como De la Rúa, y como chorros, aunque mucho más que Menem.

    Comment by Guillermo — diciembre 21, 2013 @ 12:55 am

  7. Estimado Jorge, Tengo una inquietud teorica que quizas pueda despejar. De acuerdo con la teoria economica tradicional, la emision de billetes sin respaldo genera inflacion. Esto es porque hay mas billetes disponibles para la misma cantidad de bienes. Ahora bien, si la gente tiene mas billetes, y los precios aumentan proporcionalmente, entonces la cantidad de bienes que la gente va a poder comprar es LA MISMA que antes de la emision de billetes. Es decir, la gente ni pierde ni gana con la inflacion, si no que queda "empatada", por asi decirlo. Si es asi, por que es entonces la inflacion un problema? Entiendo que podria serlo si solo una porcion de la poblacion recibe los billetes sin respaldo. Pero si todo el mundo los recibe, no seria lo mismo emitirlos que no emitirlos? Le agradezco su clarificacion. Saludos, Cristian

    Cristian: La inflación es técnicamente un impuesto. Recauda fondos para financiar el gasto público. Reduce naturalmente el ingreso disponible de los tenedores de moneda, que somos todos. Mientras más moneda tiene una persona como proporción de su ingreso, más impuesto inflacionario paga; por esto se afirma que es regresivo (los pobres hacen más pagos en efectivo que los ricos). Aparte de lo dicho, la inflación provoca un torbellino de aumentos y remarcaciones de precios que nunca son parejas, uniformes y sincronizadaa; provoca volatilidad de precios relativos y menor crecimiento económico pues los inversores se desconciertan. Es, además, origen de reclamos salariales, huelgas y piquetes, congelamientos de precios y tarifas, amenazas de estatización y, finalmente, estatizaciones. Y como no hay inflación sin devaluación, ni necesidad de devaluación sin escasez de dólares, el financiamiento inflacionario conduce a menudo a cepos y bloqueos de importaciones. ¡Un desmadre!

    Comment by Cristian — diciembre 21, 2013 @ 10:06 am

  8. Me permito resaltar que: Es claro que la inflación es la suba de precios, pero esta suba no es igual para todos los productos. Los salarios crecen menos que el resto, pues son los que deben pagan el ajuste. Si así no fuera, y crecieran igual que el resto, entonces todo quedaría igual, estático. SALUDOS NAVIDEÑOS :)

    Eduardo: Los sueldos públicos y la cantidad de empleados públicos caen, desde luego, con el ajuste fiscal y macroeconómico. Los sueldos privados inicialmente pueden caer también, pero, gracias al mismo ajuste, deberían volver a sus niveles de partida al poco tiempo y, desde ahí, deberían empezar a crecer sostenidamente.

    Comment by eduardo — diciembre 23, 2013 @ 11:51 am

  9. Dr. Aprovecho la oportunidad para desear a Usted y su familia muy felices fiestas. Respecto de las condiciones de James Buchanan, la segunda me parece es nuestro peor problema puesto que las otras dos dependen de aspectos que, creo, son más fáciles de moldear o corregir. Pero la deshonestidad es aquí una escuela que está produciendo muchos adeptos. En estos días, a un local comercial de la calle Libertad entraron dos parejas de kisneristas, una de ellas con una hija que estudia en el Nacional Buenos Aires. Por supuesto, comenzaron a hablar entre ellos diciendo que "todo está bien", pero lo peor es cuando la estudiante, en señal de aprobación de la gestión k, dijo con total naturalidad "todos roban". Creo que sobran más comentarios.

    Comment by alejandro — diciembre 23, 2013 @ 1:40 pm

  10. Si James Buchanan tiene razón, entonces estamos al horno. Aunque mi esperanza radica en nuestra historia reciente. Si la Argentina del siglo 19, que era un rejunte de territorios gobernados por caudillos sanguinarios en guerra civil permanente, pudo engendrar tipos como Alberdi, Sarmiento, Urquiza, Roca, etc, que pusieron los cimientos para la mejor Argentina, la que creció como nadie desde 1860 hasta 1930, entonces hay una remota oportunidad de que vuelva a ocurrir. El único problema es que ninguno de nosotros lo va a ver. Felices Fiestas y que no les falte la luz.

    Comment by Hernán A. — diciembre 25, 2013 @ 10:35 am

  11. Dr. Avila: Me parece muy importante su contribución. Es muy cierto su posición acerca de la falta de claridad de la opinión publica, pero está en nosotros otorgarle un poco de claridad a las ideas de la gente que nos rodea. Ideas simples, hasta demostraciones por el absurdo para hacerles dar cuenta de que no todo cierra en su estructura del pensamiento. El fin de semana tuve una clase de economía populista que me estaba dando una OCEANOGRAFA del CONICET hasta que le pregunte: ¿Que te hizo pensar que sabes mas de economía que yo de Oceanografía? Ejemplos como ese o aclararles que debe haber pocas cosas mas hermosas que ser generoso con la plata de los demas. O preguntar en voz alta porque nos parecen mas justos los impuestos que pagan los demas antes que los que pagamos nosotros. Realizar este tipo de comentarios con la gente que nos rodea, puede ser una forma de empezar a aclarar la razonabilidad de la opinión publica. Soy consciente que es un esfuerzo titánico, pero espero que con tiempo y esfuerzo se pueda empezar a modificar la opinión de la gente. Por lo demás es mi intención desearle un muy buen año 2014. Un cordial saludo

    Comment by Hernán V — diciembre 27, 2013 @ 12:07 am

  12. Vivo en Rosario (Santa Fe). Tenemos una empresa provincial de energía eléctrica que es estatal, y en la que hay prebendas históricas. Desde siempre hemos pagado la luz a mayor precio que en Capital Federal. Hemos tenido cortes aunque menos extendidos y de menor duración que en Bs. As. Que las tarifas sean reales y no demagógicas ayuda. Pero no es la única solución. Hace falta mucho para hacer eficiente el suministro eléctrico. Saludos.

    Pedro: Yo creo que con tarifas competitivas y contratos seguros los cortes de luz desaparecerían en menos tiempo de lo que se dice.

    Comment by Pedro — enero 7, 2014 @ 8:29 am

  13. Dr. Ávila: En la provincia de Santa Fe, entre los años 2007-2013 los diez aumentos de tarifas que hubo en el período acumularon un 350%. No parece una tarifa tan retrasada como la de Capital y GBA. No sé si es posible privatizar el suministro eléctrico en competencia de varias empresas. Si no hay competencia, me temo una explotación del usuario por pseudo-empresarios amigotes del poder de turno. Saludos.

    Pedro: La empresa estatal es inherentemente ineficiente, deficitaria y corrupta. Si por razones tecnológicas no fuera posible la competencia, entonces, habría que persignarse y encargarle a un ente estatal que regule el servicio; ojalá el ente pudiera ser privado. Si fuera posible la competencia entre las firmas prestadoras, entonces, estaríamos en el mejor de los mundos. ¿Por qué arruinarlo estatizando las empresas o creando un monopolio estatal?

    Comment by Pedro — enero 13, 2014 @ 11:57 am

  14. Totalmente de acuerdo: varias empresas privadas que "se maten" compitiendo por el favor de los usuarios. Algo raro en nuestra Argentina, que gusta moverse pendularmente del estatismo al capitalismo de amigos. Mi temor es que el problema (real) del atraso tarifario no sea más que un pretexto para un tarifazo que no mejore en nada la calidad del servicio. Un "favor" para consolidar el "capitalismo de amigos". Además, tengo entendido, que el núcleo duro del déficit fiscal de hoy no está tanto en los subsidios a los servicios sino en el empleo público que ha crecido salvajemente en la última década. Lo K & c. se han creído que "gobernar es nombrar" (empleados públicos) Ignoro si Macri en Capital ha seguido el mismo sendero de gasto público creciente. Saludos.

    Pedro: Si la actualización tarifaria les llega o la cobran las empresas de servicios públicos, habrá mejora de la calidad de los servicios. Si se la queda el Estado y la pasa como subsidios a las empresas, la infraestructura seguirá deteriorándose, como ocurre desde 2003.

    Comment by Pedro — enero 17, 2014 @ 4:32 pm

RSS feed para los comentarios de esta entrada. TrackBack URI

Deja un comentario

Powered by WordPress. Implementado por DigiKol