La Argentina es el problema. El mundo es la solución.

febrero 8, 2014

The WSJ sobre dolarización

Filed under: Miscelánea — Jorge Avila @ 4:29 pm

Con la firma de la conocida e incisiva periodista Mary Anastasia O’Grady, The Wall Street Journal publicó el pasado lunes 3 un artículo sobre "la vieja costumbre argentina de devaluar". Me impresionó el artículo por su contundencia. Si la dirigencia política argentina tuviera alguna cuota de realismo y pudiera razonar sin prejuicios nacionalistas, el aporte de O’Grady la ayudaría a simplificar la vida de los argentinos. Reproduzco la nota en su totalidad. Presten atención a la opinión del ministro de Irlanda sobre los beneficios de la adopción del euro en reemplazo de la libra irlandesa. Y no dejen de repasar los 200 años de devaluaciones de la moneda argentina.

 

A medida que caen las reservas internacionales de Argentina, una megadevaluación parece inevitable, nuevamente. Algunos países aprenden las lecciones de su historia monetaria, pero Argentina es un caso aparte.

A fines de los años 90, en Buenos Aires se hablaba de reemplazar el peso con el dólar estadounidense. El posible impacto de una dolarización se me vino a la mente la semana pasada, cuando el ministro de Finanzas irlandés, Michael Noonan, visitó las oficinas de The Wall Street Journal en Nueva York para conversar sobre la recuperación de su país de la crisis bancaria de 2008.

A Noonan se le consultó si se arrepentía de que Irlanda formara parte de la zona euro, lo que en la práctica impide que los irlandeses recurran a la política monetaria para arreglar una crisis de deuda. El ministro respondió que sin las restricciones del euro, la economía pequeña y abierta de Irlanda habría probablemente sufrido una suerte mucho peor: una devaluación de grandes proporciones cuando sus bancos colapsaron.

Devaluar la moneda es la senda menos dolorosa cuando un gobierno no es capaz de cumplir con sus obligaciones. Sin embargo, como señaló Noonan, sus efectos sobre la población son brutales. La devaluación reduce el poder adquisitivo del país. Los salarios reales y el valor real de los ahorros de las personas comunes y corrientes disminuyen de un día para otro.

Lo que es peor, observó Noonan, es que son pocos los países que pasan por una megadevaluación solamente una vez. "Se vuelve un hábito", subrayó.

Tales palabras son demasiado amables para describir el caso de Argentina. Una historia de 200 años de devaluaciones recurrentes es una condición más seria que una adicción. Es patológico.

La última devaluación se produjo la semana pasada, cuando Argentina anunció que comprar un dólar del banco central costaría 8 pesos, en lugar de 6,9. La relación en 2006 era de 3 pesos por dólar. La cotización en el mercado negro es de más de 12 pesos, lo que sugiere que aún queda un doloroso camino por recorrer.

Esta crisis tiene lugar poco más de una década después de la última, que ocurrió poco más de una década después de la anterior. No obstante, socavar el valor del peso no es un fenómeno moderno en Argentina.

Según el economista chileno Sebastián Edwards, profesor de la Universidad de California en Los Ángeles y autor del libro de 2010 "Dejada atrás: América Latina y la falsa promesa del populismo", la costumbre argentina de devaluar se remonta a la década de 1820. En 1827, el peso papel que circulaba en Argentina se devaluó en 33,2%, señala Edwards. La divisa perdió otro 68% en 1829. Hubo una devaluación de 34% en 1838, de 65,5% en 1839, de 95% en 1845 y de 40% en 1851. Un sistema de convertibilidad impuesto en 1868 fracasó en 1876 y otro establecido en 1891 sobrevivió hasta 1914.

Para los políticos, era apenas el comienzo. Según Edwards, hubo crisis cambiarias en 1938, 1948, 1949, 1951, 1954, 1955, 1958, 1962, 1964 y 1967.

En 1971, escribe Edwards, hubo una nueva crisis cuando el peso fue devaluado en 116,8%. (El porcentaje puede exceder 100 porque se calcula usando pesos por dólares). La inestabilidad económica en Argentina se agravó después de 1974. La inflación ascendió a 444% en 1976. Esta recurrencia de las crisis tuvo un impacto negativo en el crecimiento: el ingreso per cápita cayó a una tasa anualizada de 1,7% entre 1975 y 1985. Para 1985, la inflación llegaba a 672%. Entre 1981 y 1991, la tasa de devaluación del peso promedió un asombroso 1.346% al año señala el economista.

Las políticas que ha seguido el gobierno de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner como la expropiación, la anulación de contratos, la fijación de impuestos a las exportaciones y la imposición de topes a las tarifas de servicios públicos han destruido el capital. Mientras tanto, el gasto fiscal como porcentaje del Producto Interno Bruto se duplicó en los últimos 10 años. Ni los extranjeros ni los argentinos quieren tener pesos porque el banco central erosiona su valor al imprimirlos en exceso. Cuando eso ocurre, casi no hay forma de detener una corrida contra las reservas internacionales del banco central, una espiral inflacionaria y el empobrecimiento del país.

Las reservas de Argentina en moneda extranjera cayeron en US$1.250 millones la semana pasada conforme su banco central se empeñaba en defender el peso. Las reservas llegan ahora a apenas US$28.300 millones, frente a un máximo de US$52.600 millones en enero de 2011.

La agudización de la escasez de divisas extranjeras está destinada a tensionar una economía que depende de materias primas importadas y bienes intermedios en los sectores industrial y agrícola. Los argentinos ya reportan problemas para encontrar medicamentos que provienen de otros países. Los controles de precios, que se aplican en forma informal mediante la intimidación, complican aún más la situación. Los importadores pueden comprar dólares en el mercado negro para pagar a sus proveedores extranjeros, pero pierden dinero a menos que puedan ajustar sus precios minoristas.

El gobierno, que teme un alza de la inflación, anunció la semana pasada que aumentaría la competencia en los mercados locales al introducir más importaciones si los productores argentinos tratan de subir los precios. Aparentemente, a los genios del banco central se les olvidó decirles a los controladores de precios que no tienen los dólares necesarios para traer más importaciones.

Jorge Capitanich, el jefe de gabinete, dice que los especuladores, en su afán por ganar dinero rápidamente al castigar el valor de los activos para luego comprarlos, son la causa del colapso del peso. Esta clase de ignorancia económica de los gobernantes de una nación de 41 millones de personas es aterradora. Pero en Argentina no es de extrañar.

 

Dice bien el ministro irlandés, la devaluación genera una adicción y puede tener un costo brutal para una sociedad. Por algo los irlandeses, los españoles y los griegos la han evitado por todos los medios no obstante escalofriantes tasas de desempleo. Contradiciendo a Krugman, desde el principio pronostiqué que los países de la periferia europea iban a superar la crisis sin abandonar el euro (vea uno y dos.) En efecto, la devaluación es una manía en Argentina. Importantes sectores (productores rurales, industriales, incluso los sindicalistas) la desean y hay políticos que la consideran una suerte de lubricante de la economía.

En cuotas o de golpe, con este gobierno o el que viene, vamos por enésima vez en los últimos 60 años hacia un nuevo ajuste. Nos espera una nueva pesadilla de devaluaciones, llamaradas de inflación, abruptas reducciones de sueldos e inversiones públicas y privadas y tarifazos, con riesgo de default. ¿No es hora de probar algo diferente? Dolarizar (o eurizar) la economía simplificaría mucho este trámite inevitable. Además, el impacto del ajuste sería bastante menor puesto que la dolarización abriría una inédita expectativa de estabilidad.

17 comentarios »

  1. Muy solida y clara nota de O’Grady. Lamentablemente la clase política Argentina se deja llevar por fuertes posiciones nacionalistas. Un análisis más racional y menos ideologizado sería interesante de ver. Quería aprovechar este interesante comentario para compartir, en inglés y español, una actualizacion a las propuesta de reforma monetaria de Hanke y Schuler para Argentina. Saludos. A Proposal of Monetary Reform for Argentina: Flexible Dollarization with Free Banking Ingles: http://papers.ssrn.com/sol3/papers.cfm?abstract_id=2378541  Una Propuesta de Reforma Monetaria para Argentina http://papers.ssrn.com/sol3/papers.cfm?abstract_id=2392667

    Comment by Nicolas Cachanosky — febrero 8, 2014 @ 5:55 pm

  2. Si el camino para terminar con la escasez pasara por las devaluaciones, Argentina estaría desde hace décadas entre las sociedades más prósperas del planeta. Pero bueno, hay que seguir intentándolo porque la próxima vez seguro que sale bien.

    Comment by Louis Cyphre — febrero 8, 2014 @ 6:25 pm

  3. Dr. Ávila, a esta altura creo que no habrá otra opción que la dolarización (o eurización). Esta clase dirigente ha hecho todo lo posible para destruir de una vez y para siempre la confianza en todo signo monetario argentino. Por otra parte, espero no equivocarme, pero creo que estamos ante un momento histórico: que sea el propio peronismo el que deba hacerse cargo de sus macanas y no alguien de turno como un radical o militar. Pero qué mejor que les toque a esta runfla de autoritarios, mafiosos y delincuentes lidiar con lo que han creado. P.D.: Lo que dijo el ministro irlandés es más que elocuente. Aunque no vendería tanto como el catastrofismo a lo Krugman.

    Comment by Andrés — febrero 8, 2014 @ 10:46 pm

  4. Doctor Avila. Encontré un artículo que fue publicado originalmente en Infobae (Argentina) el 21 de noviembre de 2013. El mismo habla del deficit fiscal, devaluación, convertibilidad a 15 peso, dolarización y banca off shore. http://www.elcato.org/argentina-dolarizacion-o-convertibilidad-inmediata-15-pesos-por-dolar Gracias.

    Guillermo: Gracias por el link. La propuesta de Ravier es consistente y, sobre todo, muy original.

    Comment by Guillermo — febrero 8, 2014 @ 11:24 pm

  5. Agradezco la referencia de Guillermo a mi artículo, y la respuesta del Doctor Avila. Sólo quería agregar que junto a Nicolás Cachanosky escribimos una propuesta de reforma monetaria para Argentina que puede ser de interés a los lectores de este blog. Aquí su referencia en inglés [papers.ssrn.com/sol3/papers.cfm?abstract_id=2378541] y aquí su traducción al español [http://papers.ssrn.com/sol3/papers.cfm?abstract_id=2392667]. En línea con lo dicho por A. O´Grady, allí resumimos la mala performance del BCRA: "Bien se puede afirmar que la actual debilidad monetaria es un reflejo de la histórica mala gestión monetaria del país. Desde su fundación en 1935 hasta 2012, Argentina tuvo una tasa anual de inflación compuesta equivalente al 55%. Esta tasa significa que 4.58 x 10 14 pesos en 2012 tienen el mismo poder adquisitivo que 1 peso argentino en 1934. Este resultado no es sólo el resultado de años de notable hiperinflación, sino de un problema inflacionario crónico. Durante los 77 años de gestión monetaria bajo el BCRA, en sólo 23 años la tasa de inflación estuvo por debajo del 10%, 17 años por debajo del 5% y tan sólo 11 años por debajo de una inflación del 2% que cualquier banco central consideraría como un punto de referencia aceptable."

    Comment by Adrian Ravier — febrero 10, 2014 @ 2:12 am

  6. Estimado Jorge, quizas usted recuerde soy Ing. Agr. y si bien aprendi mucho en mi maestria, cuando releo ANTIDOTOS para el riesgo argentino y Convertibilidad siempre surge en mi cabeza "el patron oro" como una forma, no podriamos curbir los problemas de cunplir los contratos, sin embargo mis concocimientos no llegan a clarificar estas situaciones. Seria un paso adelante? De todas formas la dolarizacion pareceria evidente, quizas una canasta de monedas. Aunque sin apertura economica en serio no parece que solo eso bastase.

    Alejandro: La apertura es vital para nuestro país si de veras quiere progresar económicamente. Pero no es esencial para erradicar la inflación y recrear el crédito. Dada la memoria hiperinflacionaria y la dolarización de los ahorros y las grandes transacciones, es difícil lograr una estabilización monetaria duradera sin una convertibilidad o una dolarización legal. Pero, como vimos en 2001, la convertibilidad es fácilmente revocable. Sólo la dolarización ofrece una alternativa perdurable. El patrón oro exige un acuerdo multilateral.

    Comment by Alejandro G Martinez — febrero 10, 2014 @ 9:04 am

  7. Dr. Avila: en relación con la dolarización, el Dr. Cavallo se pronunció en contra por las actuales condiciones de la economía. En mi opinión, la dolarización por si sola no soluciona nada sin apertura de la economía, ya que no se puede garantizar que si existiera superávit comercial, se incrementara la demanda de bienes y servicios vía gasto público, y si la oferta (que es rígida en argentina) no se incrementara, tendríamos inflación en dólares. Ud. que cree? Gracias.

    Atilio: Creo que la apertura es vital para el crecimiento de la economía argentina; tenemos una de las economías más cerradas del mundo. A Cavallo la dolarización no lo convence, por ahora, porque estima que requiriría un tipo de cambio de conversión de 16 $/u&s. Como este tipo de cambio es el doble del tipo oficial actual, Cavallo piensa que la dolarización implicaría un salto del nivel de precios de 100%, lo cual crearía mucha pobreza. No hice los cálculos y, por tanto, me abstengo de proponer el momento de aplicar la dolarización. Pero los tiempos corren y la situación es muy fluida.

    Comment by Atilio — febrero 10, 2014 @ 1:16 pm

  8. Dr. Avila: estoy viviendo lo mismo que viví en 1989. Las condiciones de pago de mis proveedores cambian todos los días. La baja de la actividad en mi rubro, es impresionante. Debido a la devaluación los precios subieron en un mes un 30 % de mínimo, mas los plus que se le ocurren a los mayoristas. Prefiero no vender a vender, ya que el precio es una incognita. Por otra parte, ¿lo cobraré? El que le den un cheque no significa nada, puede rebotar en cualquier momento. No hago actividad de venta, solo atiendo los pocos pedidos de mis clientes. Incertidumbre total. ¿Sobreviviré a esta crisis? ¿Con mucho ó poco daño? No lo sé.

    Comment by Hernán A. — febrero 10, 2014 @ 2:05 pm

  9. Profesor Avila, Ud. ha sido el único que en algún momento hablo de offshorizar la banca o parte de ella, es mas se que lo hizo en momentos en que había que tener una fuerte convicción para hacerlo, mas allá de diferencias ideológicas, he de reconocer en Ud. que ha sido uno de los pocos o quizás el único con una importante decencia intelectual. Ahora bien, cree que Ud. que offshorizando parte de la banca se podría recuperar parte de los dolares en el "exterior"?, se podría evitar esta sangría actual, pasada y sin duda alguna, para mi, futura, gobierne quien gobierne?, se podría emitir bonos contra esos dolares colocados en esa banca off shore. Desde ya gracias por su atencion. Un respetuoso saludo de quien no comparte en general su ideario, pero que lo respeta.

    Rodolfo: Gracias por sus conceptos. 1) Los dólares en el exterior nunca se perdieron; siempre fueron de particulares argentinos y seguirán siéndolo porque ya están "offshorizados". 2) Creo que lo que a Ud. le preocupa es detener la fuga de ahorros argentinos al exterior y que se inviertan productivamente en la Argentina. 3) Una política combinada de banca offshore + dolarización (no tiene sentido aplicar la banca offshore sola) contribuiría a bajar en buena medida la prima de riesgo-argentino y a recapitalizar el país. 4) Con bajo riesgo-argentino tendríamos disponibles muchos canales de financiamiento: acciones, obligaciones negociables, crédito comercial, inversión externa directa y también crédito bancario de bancos bajo jurisdicción internacional. 5) Piense que en el nuevo escenario no habrían devaluaciones, inflación, tarifazos, controles de precios, cepos o bloqueos de importaciones. Tampoco habría corralitos. 6) Son muchos beneficios, y un costo: vencer el prejuicio nacionalista de tantos argentinos.

    Comment by Rodolfo — febrero 10, 2014 @ 9:55 pm

  10. Profesor, entiendo claramente su punto de vista, ahora bien no cree Ud. que la simple dolarizacion o eurizacion sin un acuerdo mucho mas amplio, ya sea con la FED o con BCE, es decir que nada mas ni menos que con Estados Unidos o la UE, desmonetizaria la economia?, creando por ende conflictos de diversa indole?. No le parece que conllevaria con una estruendosa perdida de competitividad con muchos sectores industriales de tan poderosos sistemas economicos?. Lo cual haria imposible sustentarlo politicamente, sin el cual el solo mencionar este cambio es mas una utopia que un ejercicio de pensamiento academico. Por que si bien aparece como una solucion, Ud. sabe mucho mejor que yo que, no se consigue tener las seriedad de los alemanes solo con proponerselo, habria que cambiar no solo al 99% de los dirigentes, sino al 99% de la poblacion y me parece que esto, independientemente de mi posicion politica o la suya, es imposible. La gente es la que hay, entiendo que el concepto de evolucion esta claramente ya explicado, pero no me parece que sea posible en terminos al menos tan drasticos, por eso partiria de una conclusion mas liviana, off shorizar, crear condiciones de certezas y a partir de alli tomando en cuenta esta teoria de "atesorar" moneda extranjera, hacer de eso algo positivo. Desde ya mi agradecimiento por su molestia en contestarme.

    Rodolfo: 1) Un sistema de dolarización + banca offshore es perfectamente estable y le procuraría al país bastante más crecimiento e igualdad que el actual sistema de moneda nacional y proteccionismo industrial. Si, además, el país firmara tratados de libre comercio con superpotencias y otras pequeñas economías el país crecería hasta ubicarse entre los más ricos. Los TLC son el medio eficiente y seguro de promover la competitividad de la industria argentina. 2) No propongo la banca offshore por capricho o entreguismo, sino porque es difícil llegar a un acuerdo de asistencia monetaria con la Fed, el BCE, el BC de Brasil, el de Chile y los bancos centrales de todos los países que son sede de los bancos AAA que podrían quedar habilitados para captar depósitos y realizar préstamos en la Argentina. En 2001 las casas centrales de los bancos extranjeros residentes en la Argentina no quisieron prestar asistencia a sus sucursales en el país. Hay quienes creen que los bancos extranjeros ayudaron a convencer al presidente Duhalde de agrandar el corralito. Con una banca offshore, el escenario cambiaría dramáticamente, pues ellos serían los únicos responsables de prestar asistencia. No habría bancos bajo la jurisdicción argentina, por tanto, tampoco habría motivo para observar una corrida sobre los bancos del país. 3) ¿Cómo se le puede ocurrir que habría una desmonetización de la economía cuando le estoy diciendo que se reemplazaría el peso, quizá la peor moneda del mundo, por el dólar americano, la moneda de reserva por excelencia del mundo? 4) Por último, sugiere que habría que crear, antes, condiciones de certeza. ¿Qué entiende por condiciones de certeza? ¿Cómo se crean esas condiciones sino por medio de instituciones permanentes (por su alto costo de reversión) como las que estamos considerando? Suponga que optamos por convertirnos primero en suizos. Suponga que lo logramos en una generación (seamos optimistas). Luego, ¿con qué objeto querríamos la dolarización y la banca offshore?

    Comment by Rodolfo — febrero 12, 2014 @ 5:40 pm

  11. Con nuestros políticos ni con la dolarización o eurización estaríamos tranquilos, una vez agotadas todas las fuentes de financiación recurrirían a los patacones o algún otro nombre que se les ocurra para seguir gastando mas allá de los recursos disponibles.

    Juan: Note que si la circulación de los dólares o los euros no fuera prohibida, entonces, no habría inflación en dichas monedas (las monedas del país), ni necesidad de controles de precios o cepos.

    Comment by Juan — febrero 16, 2014 @ 8:57 pm

  12. Estimado Dr. Jorge Ávila, leyendo su post y los comentarios veo que se está hablando mucho más de dolarización, estoy empezando a esperanzarme. También leí lo que decía Cavallo sobre la devaluación que habría que hacer para devaluar y me parece una buena observación a tener en cuenta. Aunque ¿no cree que ese aumento de la pobreza transitorio no seria arreglado en el corto plazo por la entrada de capitales que nos daría la dolarizacion? En cuanto a la banca off shore, Cavallo dice que no es la panacea. No entiendo por qué se resiste tanto a dolarización y banca off shore. Yo estoy de acuerdo con el columnista de infobae en que Cavallo remato la convertibilidad cuando hizo lo de la competitividad y la canasta con el € porque dio la pauta de que quería devaluar. No lo veo convencido con la dolarización (aunque también veo como UD QUE SOLO POR AHORA) sus reticencias son ideológicas o económicas? Como le comente en un post hace tiempo, el problema de la dolarización seria la próxima crisis sistemica del sistema en la cual habría que salir ajustandose el cinturón sin devaluar, a la europea digamos. Que mejor que eso no? Cavallo dice que la dolarización también es reversible, porque es mas fácil para un gobierno revertirla que la convertibilidad, en que se basa? Esta es la respuesta de Cavallo a mi insistencia sobre dolarizac. y banca off shore "que a un gobierno que se le ocurra pesificar le resultará más fácil justificarlo si la economía está completamente dolarizada, es decir dolarizada por ley, que si la semidolarización resulta de una libre elección voluntaria de la gente. La dolarización completa no es garantía de que no van a pesificar en el futuro. Tampoco lo es la offshorización, porque como te explique en una respuesta anterior, Si bien los depósitos offshore no serían alcanzados por una eventual pesificación, sí podrían ser alcanzados sus activos argentinos, si es que la banca offshore se autoriza para que sus préstamos se hagan a empresas y al Gobierno Argentino" a que se refiere con que "sí podrían ser alcanzados sus activos argentinos". Espero que no tome a mal mis comentarios y mi reproducción de otro comentario, quizás no es ético o no corresponde pero lo hago de muy buena fe y sólo con fines educativos, y con el mayor de los respetos a la opinión de Cavallo. Gracias! Damián

    Damián: 1) Sí, creo que la mera reversión de la salida de capitales que ha caracterizado el período kirchnerista contribuiría mucho a la reducción del desempleo. Pero dejame aclararte que el desempleo sería consecuencia de la devaluación y no de la dolarización. La primera se hará por necesidades fiscales. Una vez hecha, aprovechemos para dolarizar al tipo de cambio más alto. 2) Apostaría a que Cavallo se opone a la dolarización y la banca offshore porque no se le ocurrieron a él. También se opuso a la convertibilidad durante 1990, antes de ser ministro de Economía, y la lanzó apenas asumió este ministerio. Quizá también se oponga porque la dolarización impide, por definición, toda posibilidad de devaluar o de fraguar canastas raras como la que incluía el euro, y la banca offshore impide toda posibilidad de que el gobierno obligue a los bancos a invertir sus encajes en bonos, como él hizo en 2001. En el fondo de su alma, Cavallo es un dirigista. Pedirle que acepte una internacionalización de la moneda y la banca es demasiado. 3) Toda reforma es reversible. Pero si algún día repesificaran, nadie podría expropiarte o devaluarte los dólares que venías usando como circulante, y si renacionalizaran la banca, tus depósitos en bancos en el exterior permanecerían intocados. Podrán forzarte a pagar el impuesto inflacionario sobre la nueva moneda nacional y a depositar tus nuevos ahorros en bancos bajo jurisdicción nacional y por ende expropiables, pero nadie te podrá quitar lo que acumulaste hasta el día de la contra-reforma. Esta es la gran diferencia. No hay expropiación de los stocks. La contra-reforma se apropiará de los flujos exclusivamente. 4) Cavallo dice bien, los pasivos (depósitos) de los bancos estarán a salvo, no así los activos (préstamos al país), pues los últimos seguirán sujetos al riesgo-argentino. Pero, justamente, el objeto de la internacionalización es contribuir a una sustancial rebaja de la prima de riesgo-país.

    Comment by damian — febrero 19, 2014 @ 7:18 pm

  13. Profesor Ávila, recomiendo la lectura de la nota "Cry for Me, Argentina” en el NYT de hoy. Una profunda vocación autodestructiva.

    Comment by Louis Cyphre — febrero 27, 2014 @ 12:39 pm

  14. Dr Avila, con la creacion de cryptocurrencies, no cree que la solucion de Iceland podria adaptarse a la Argentna. En otras palabras que su teoria de dolarizacion de la economia argentina sea reemplazada por la Bitcoinizacion de la economia Argentina. Que opine de esto?

    Rodolfo: Hasta donde entiendo, el bitcoin es una moneda que se acuña de una manera parecida a las monedas de oro. Es una moneda internacional por definición y de oferta más bien inelástica. Con el paso del tiempo, el bitcoin puede ser un sustituto importante del dólar, el euro y, desde luego, las monedas nacionales en general. Dado que el bitcoin es internacional, estable y "cool", los argentinos, siempre snobs, estarían dispuestos a aceptarlo. Luego, la alternativa de la dolarización perdería relevancia. Aunque lo que digo es muy, muy especulativo.

    Comment by Rodolfo — marzo 4, 2014 @ 6:18 pm

  15. Gracias Dr. Avila por su comentario sobre la Bitcoinizacion de la economia Argentina. Coincido con usted en la parte especulativa, y creo que el fenomeno de las Bitcoins todavia le falta mucho camino para recorrer y que nos va a sorprender mucho en el future no tan distante.

    Comment by Rodolfo — marzo 12, 2014 @ 1:43 pm

  16. Grecia comienza a salir del infierno, sin mega devaluación, sin espiral inflacionaria, sin romper tratados internacionales. Igualito que Argentina. http://online.wsj.com/news/articles/SB10001424052702303725404579457312944436746?mod=WSJEurope_hpp_LEFTTopStories&mg=reno64-wsj&url=http%3A%2F%2Fonline.wsj.com%2Farticle%2FSB10001424052702303725404579457312944436746.html%3Fmod%3DWSJEurope_hpp_LEFTTopStories

    Damián: Gracias por tu mensaje. Lo previmos hace años. Ojalá Grecia salga finalmente a flote, sin devaluación. Va a ser una lección que los devaluacionistas argentinos no podrán olvidar fácilmente.

    Comment by DAMIAN — marzo 24, 2014 @ 10:07 am

  17. Doctor Avila. Mire qué noticia. http://www.cronista.com/finanzasmercados/-Grecia-volvio-a-los-mercados-luego-de-cuatro-aos-y-hablan-de-una-emision-exitosa-20140410-0175.html Gracias.

    Guillermo: Es una gran noticia! En los próximos trimestres debería verificarse una reactivación de la economía griega. Si esto pasara, los que afirmaban que Grecia tenía que abandonar el euro a fin de evitar el perpetuo estancamiento deberían pedirle perdón a la opinión pública. Lo mismo que los que decían que la economía argentina se recuperó gracias a la devaluación de Duhalde y la Mendiguren (UIA). ¿Quiénes son éstos? Casi todos los economistas, los políticos y los intelectuales.

    Comment by Guillermo — abril 11, 2014 @ 1:12 am

RSS feed para los comentarios de esta entrada. TrackBack URI

Deja un comentario

Powered by WordPress. Implementado por DigiKol